• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Por qué Estado Islámico quemó vivo al piloto jordano

La muerte de Kasasbeh causó un torrente de duelo e ira en Jordania / Foto vía BBC

La muerte de Kasasbeh causó un torrente de duelo e ira en Jordania / Foto vía BBC

Moaz Kasasbeh fue capturado después de que su avión cayó en Siria en diciembre 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al quemar vivo a un piloto jordano, el grupo militante autodenominado Estado Islámico hace uso de su poder para conmocionar a sus enemigos, sostiene Shiraz Maher, miembro del Centro Internacional para el Estudio de la Radicalización del King's College de Londres, Reino Unido. 

Incluso para los estándares de barbarie de Estado Islámico, la muerte del piloto jordano Moaz al Kasasbeh es particularmente cruel.

Al hombre, de 26 años de edad, lo pasearon por el escenario de un supuesto ataque aéreo de la coalición internacional contra EI, presumiblemente para que fuera testigo de primera mano de los efectos de sus acciones.

De ahí lo colocaron en una jaula de metal y lo prendieron en llamas.

Las imágenes son desgarradoras; los gritos de angustia, inimaginablemente horribles.

La cinematografía lenta y de enfoques suaves, junto con el primitivo sadismo característico de los videos de Estado Islámico, siempre está diseñada para impactar.

El objetivo deliberado del video era captar la atención mundial.

Eso lo logró.

En menos de una hora después de su difusión, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, emitió un comunicado en relación con el turbio contenido del video.

El rey Abdalá de Jordania acortó su visita a la Casa Blanca y emprendió el regreso a casa.

La ley del Talión

Abundan las preguntas sobre cómo o por qué hizo esto Estado Islámico.

Entender su forma de pensar requiere una breve revisión de la ley islámica o sharia.

Estado Islámico cree en un principio que se conoce como "qisas" que, en un sentido amplio, es la ley de la represalia equitativa.

Dicho de otra manera, es el equivalente islámico a la ley del Talión, o la doctrina del ojo por ojo.

En la ley islámica, qisas se refiere típicamente a los casos de asesinato, homicidio, o actos que impliquen una mutilación física -como la pérdida de extremidades- y crea un marco para que las víctimas o sus familias puedan buscar una justicia retributiva.

Como piloto que combatía del lado de la coalición occidental, Kasasbeh fue asociado con el lanzamiento de bombas incendiarias, por lo que quemarlo pudo ser visto como una represalia apropiada.

Aun así, el tema de "castigar" con fuego es profundamente cuestionado entre los musulmanes.

Muchos lo ven como algo absolutamente prohibido bajo todas las circunstancias.

Sin duda, la ira de los musulmanes tras la muerte de Kasasbeh ha sido tan fuerte que miembros de EI se han visto forzados a responder rápidamente con sus propias justificaciones para el acto.

Independientemente del razonamiento del grupo, este era el destino al que Kasasbeh fue condenado.


Una muerte prevista

Desde el momento en que Estado Islámico lo capturó, los militantes dejaron claro que lo iban a matar.

Incluso intentaron buscar apoyo para su muerte, pidiendo a usuarios de redes sociales que sugirieran de forma precisa cómo deberían matarlo.

Por esta razón nunca hubo perspectivas realistas de que lo fueran a liberar.

Es probable que todo lo que se habló recientemente sobre un posible intercambio de prisioneros fuera una simple estratagema.

Estado Islámico sólo ofrecía intercambiar al rehén japonés Kenji Goto por Sajida al Rishawi, una combatiente de al Qaeda presa en Jordania tras participar en un atentado fallido.

Esto no era suficiente para las autoridades jordanas, que insistieron en que también querían la liberación de Kasasbeh.

Cuando las autoridades de Amán pidieron una prueba de vida del piloto no hubo respuesta, lo que generó la idea de que la muerte podía haber tenido lugar hace semanas.

Esto tendría sentido. Poco después de su captura, los ejércitos de Jordania y Estados Unidos lanzaron dos intentos fallidos de rescatar a Kasasbeh.

Temerosos de que otro intento sí tuviera éxito, es probable que el grupo lo matara hace semanas y esperara a una oportunidad para difundir el video.

Desventaja militar de EI

Todos los ejércitos quieren desarrollar una ventaja sobre sus adversarios. Esto implica generalmente una inversión en mejores equipos para dar una imagen de más poder y amenaza.

Los militantes de EI saben que ésta no es un área donde puede competir.

En su lugar, lo que tiene es su poder asimétrico: la capacidad de conmocionar y aterrorizar con videos como el difundido el martes.

Como siempre, nosotros somos la audiencia y el objetivo es claro: impresionarnos y asustarnos.

En ese sentido el video ya es un éxito. Los jordanos están indignados, pero muchos se preguntan también por qué el país participa en los ataques aéreos de la coalición contra Estado Islámico.

Emiratos Árabes Unidos ya dio un paso adelante tras la captura de Kasasbeh en diciembre. Se retiró completamente de la coalición, aduciendo temor por la seguridad de sus pilotos.

Ésta es -quizá- el arma más potente que tiene Estado Islámico en la actualidad: la cuidadosamente asimetría del miedo.

Cronología de la captura del piloto jordano

-24 diciembre 2014: el piloto jordano Moaz Youssef al Kasasbeh es capturado por EI tras la caída de su avión.

-25 diciembre: el padre del piloto le pide a EI que tenga piedad.

-20 enero 2015: EI amenaza con matar a dos rehenes japoneses a no ser que Japón pague $ 200 millones en un plazo de 72 horas.

-24 enero: EI difunde video del rehén japonés Kenji Goto sosteniendo una imagen que aparentemente mostraba el cuerpo decapitado de Haruna Yukawa (el otro rehén).

-24 enero: EI pide la liberación de Sajida al Rishawi, una militante iraquí sentenciada a muerte en Jordania.

-28 enero: Jordania ofrece liberar a Rishawi a cambio de Kasasbeh.

-29 enero: vence el plazo para matar a Kasasbeh y a Goto.

-31 enero: difusión del video en el que aparece el cuerpo de Kenji Goto.

-3 febrero: difusión del video que parece mostrar cómo queman vivo a Kasasbeh, con medios jordanos sugiriendo que lo mataron semanas atrás.