• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Estado Islámico decapita en Palmira a uno de los arqueólogos más respetados de Siria

Al Asaad era uno de los principales eruditos de antiguedades en Siria

Al Asaad era uno de los principales eruditos de antiguedades en Siria

Khaled al Asaad era considerado uno de los eruditos de antigüedades más importantes de Siria, pero el martes, en la última atrocidad del autollamado Estado Islámico, apareció su cuerpo colgado de una de las columnas de la histórica ciudad de Palmira, de la que el arqueólogo había estado a cargo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al Assad, de 82 años, fue tomado como rehén por el grupo extremista después de que éste entró a principios de año a la antigua ciudad, clasificada por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad.

Según el director de antigüedades de Siria, Maamoun Abdulkarim, el arqueólogo fue decapitado por EI.

Desde que EI entró a Palmira en mayo surgieron temores de que los extremistas, que ya destruyeron famosos sitios arqueólogicos en Irak, demolerían las ruinas de la ciudad de 2.000 años de antigüedad, que es uno de los sitios arqueológicos más visitados de Medio Oriente.

Al Asaad era el jefe de antigüedades de Palmira y había pasado más de 40 años trabajando en el sitio, hasta que se retiró en 2003, según informa la agencia estatal de noticias de Siria SANA.

Tras su retiro trabajaba como experto en el Departamento de Antigüedades y Museos de Siria.

"Era uno de los más importantes pioneros en la arqueología siria" dijo Abdulkarim. Y agregó que EI había tratado de extraer información del arqueólogo sobre la ubicación de los tesoros del sitio, los cuales fueron escondidos para salvarlos de la destrucción de EI.

Al Assad escribió varios libros y textos científicos, tanto como autor individual como en cooperación con otros expertos en arqueología.

Entre sus obras están "Las Escrituras de Palmira" y "Zenobia, la Reina de Palmira y el Oriente".

También descubrió varios cementerios y cuevas antiguas, entre ellos un cementerio bizantino en el jardin del Museo de Palmira, indicó SANA.

"Mal presagio"

El martes Abdulkarim indicó que la familia del experto le había dicho que Al Asaad había sido asesinado y que su cuerpo colgaba de una columna en la principal plaza de Palmira.

"Cómo imaginar que un erudito de ese nivel que dio servicios tan importantes al lugar y a la historia pudo ser decapitado", agregó el director del Departamento de Antigüedades y Museos.

"La continua presencia de estos criminales en esta ciudad es una maldición y un mal presagio (para Palmira) y cada columna y cada pieza arqueológica en ésta", dijo.

Cuando Palmira cayó bajo control de EI, los militantes destruyeron una estatua de un león que databa del siglo II que fue descubierta en 1975.

Esta se ubicaba en las puertas del museo de la ciudad y había sido colocada dentro de una caja de metal para protegerla del daño.

En julio, EI publicó un video en el que mostraba el asesinato de 20 soldados sirios en el anfiteatro de Palmira donde se veía a cientos de personas observando las muertes.

Los extremistas de EI, que controlan grandes áreas de Siria e Irak, tomaron la histórica ciudad de manos de las fuerzas sirias en mayo.

El grupo ha destruido ruinas antiguas en Siria e Irak pero no es claro cuánto daño ha causado en Palmira.

Según la Unesco, su destrucción sería "una enorme pérdida para la humanidad".