• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Hombre gay se casa con una mujer

Nick, que tiene unos 50 años, ha estado casado con su esposa durante 30 años. También es gay

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace décadas, cuando los homosexuales enfrentaban el ostracismo y la amenaza de la acción penal en Reino Unido y otros países de Occidente, muchos optaron por casarse y ocultar su sexualidad. Pero incluso ahora que ha aumentado la tolerancia social hay quienes toman ese mismo camino.

Nick, que tiene unos 50 años, ha estado casado con su esposa durante 30 años. También es gay.

Cree que su esposa tuvo sospechas sobre su sexualidad durante años, pero las cosas llegaron a un punto crítico cuando él tuvo un romance con un hombre.

“Me preguntó si quería irme y no lo hice. Ella realmente es mi mejor amiga por encima de todo, así que decidimos que nos gustaba la idea de permanecer juntos como mejores amigos”, dice.

Nick no es su verdadero nombre. Muchos de los amigos y familiares de la pareja no saben que él es gay y prefiere permanecer en el anonimato para proteger a su esposa.

DOBLE VIDA

Desde el principio su matrimonio estuvo marcado por la infelicidad, con dudas sobre si habían tomado la decisión correcta. Siempre se había sentido inseguro sobre su orientación sexual, lo que le preocupaba cada vez más a medida que envejecía.

Como muchos hombres en la misma situación, Nick, enfermero de profesión, terminó viviendo una doble vida.

A pimera vista era un hombre felizmente casado pero también era consumidor asiduo de pornografía gay. Se emborrachaba con un amigo que también era homosexual y, como él mismo cuenta, “los eventos tomaban su rumbo”.

Su esposa se enfureció cuando se enteró hace cerca de seis años y Nick supo que no tenía sentido seguir negando la verdad por más tiempo.

“Sentí que era el momento oportuno para ser honesto y decirle lo que ella ya sospechaba de mí. Pero había una especie de entendimiento en el que si yo no hacía nada, no hablaríamos de eso, y cuando lo hice tuvimos que hablar”.

Nick reconoce que hubiera sido mejor para ella si él hubiera admitido antes que era homosexual y hubiera actuado consecuentemente.

Ella le dijo que estaba decepcionada porque no había sido capaz de confiar en ella lo suficiente como para ser honesto y que si hubiera sabido, lo habría aceptado.

“Todavía me siento extraordinariamente agradecido con ella cada día por su tolerancia y comprensión”, dice Nick.

La pareja optó por permanecer juntos – no por el bien de sus hijos ya que no tienen, sino debido a sus sentimientos mutuos.

“Las cosas no podían haber salido mejor con mi esposa, con quien todavía nos amamos y seguimos juntos. Pero las cosas podrían haber sido muy diferentes”, dice Nick.

Durante el tiempo que han permanecido juntos duermen en camas separadas y no han vuelto a tener relaciones sexuales.

Nick le prometió que nunca volvería a tener sexo o una relación con un hombre, lo que según dice, se lo debe.

Pero, ¿Puede cumplir esa promesa?

“Espero que sí. Es mi intención. Antes no sentía que tuvieras muchas opciones, sentía como si todo me lo hubieran impuesto. Ahora estoy tomando la decisión de que me gustaría permanecer célibe”, explica.

HOMBRES GAY CASADOS

Nick es miembro de un grupo de apoyo llamado “Hombres gay casados”, con sede en Manchester, Reino Unido, fundado hace 10 años. Los hombres viajan desde todo el país para asistir a las reuniones.

El fundador del grupo, John, dice que la mayoría está integrada por hombres mayores, que se casaron con mujeres en los años 70 y 80, cuando la sociedad era más hostil con los gays.

Ahora la sociedad es más tolerante, es más cómodo para ellos aceptarse y ser aceptados. Pero, ¿por qué se casan con una mujer, en primer lugar?

Nick señala que muchos hombres que entran en contacto con el sitio web dicen que lo hicieron para tratar de “resolverse a sí mismos”.

Andy, de 56 años, agrega: “A veces crees que estás pasando por una fase, porque la gente te dice ‘vas a encontrar a la mujer adecuada, ella te cambiará para que seas un hombre de verdad'”.

“Lamentablemente en la sociedad, en el momento en que yo me casé hace casi 30 años, uno era heterosexual o era un tipo raro”.

¿AFEMINADO, YO?

John, un profesor en la Universidad Metropolitana de Manchester que estuvo casado por siete años, dice que le tomó mucho tiempo entender que era gay. Él sabía que su sexualidad era ambigua pero no tenía la claridad para poder definirlo.

 

“Yo no sabía lo que era un hombre gay. A decir verdad, pensaba que los gays eran los hombres que vivían en Londres. Ahora la gente se ríe pero yo tenía ese nivel de ingenuidad”, dice.

“Creía que los hombres homosexuales eran afeminados. Y bueno, yo no quería ser así que no podía ser gay, ¿cierto?”, explica John.

Los miembros del grupo se encuentran en diferentes etapas. Algunos sólo sospechan que pueden ser gay, otros viven con esposas sin tener clara su sexualidad, algunos están separados o divorciados y otros se han casado con hombres.

John finalmente contrajo matrimonio con el hombre que ha sido su pareja durante 23 años, pero dice que todavía algunos aspectos de su vida se le hacen extraños e incómodos.

Andy se está divorciando de su esposa, después de 30 años y cuatro hijos. Ella tiene una nueva pareja.
Yo todavía la amo, estoy muy cerca de ella, de hecho nos describimos como mejores amigos, lo cual puede sonar raro. Y tenemos hijos…”.

Algunos permanecen casados debido a las expectativas de amigos y familiares; o porque tienen hijos y no quieren romper la familia.

“NO EEXISTIMOS”

John dice que muchas veces los hombres están bastante desesperados, luchando por manejar la situación sin ayuda, muchos de ellos sufren de depresión grave.

“Hemos tenido estallidos de llanto cuando la gente viene porque están molestos pero también aliviados de saber que hay otras personas como ellos. Y ese es parte del problema, somos un mito, no existimos”.

“No existimos en el mundo gay porque somos casados. Tampoco existimos en el mundo heterosexual, así que parecemos ser invisibles…”
Los miembros del grupo dicen que no juzgan a nadie y Nick, que ayuda a dirigir el lugar, señala que su principal mensaje es que la gente no tiene que luchar sola.

“Hay personas que están manejando con éxito su sexualidad frente a su familia. Uno tiene relación con sus hijos y no tiene que quedarse solo”.

“Definitivamente estoy más feliz, me quité un peso de encima y puedo ser honesto con mi esposa.”