• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Hija adoptiva de Woody Allen lo acusa de abusos sexuales

Woody Allen | AFP

Woody Allen | AFP

Dylan Farrow, hija adoptiva del director de cine estadounidense Woody Allen, publicó una carta en la edición digital de The New York Times en la que relata los supuestos abusos sexuales a los que la sometió el cineasta cuando ella tenía 7 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dylan Farrow, hija adoptiva del director de cine estadounidense Woody Allen, publicó una carta en la edición digital de The New York Times en la que relata los supuestos abusos sexuales a los que la sometió el cineasta cuando ella tenía 7 años.

El caso salió a la luz en 1993, en medio de la batalla legal entre Woody Allen y Mia Farrow por la custodia de la menor.

El cineasta siempre negó las acusaciones y los cargos se retiraron por inconsistencia de las pruebas, por lo que Allen nunca fue imputado.

Tras guardar silencio durante años, Dylan Farrow cuenta ahora en primera persona los hechos que, según su relato, ocurrieron en una ocasión en el ático de la casa donde vivían, pero se repitieron en distintos momentos y contextos de la vida familiar, siempre a espaldas de la madre.

"¿Cuál es su película favorita de Woody Allen? Antes de responder, usted debería saber esto: cuando tenía 7 años, Woody Allen me tomó de la mano y me llevó a un ático oscuro, casi un closet, que estaba en el segundo piso de nuestra casa. Me dijó que me acostara sobre mi vientre y jugara con el tren eléctrico de mi hermano. Luego me agredió sexualmente", escribió Farrow, que ahora tiene 28 años, en la nota hecha pública el sábado.

Según señala en la carta, los constantes abusos sexuales a los que la sometió Allen la marcaron mientras crecía y le llevaron a sufrir desórdenes alimenticios y a tener problemas para relacionarse con hombres.

Sin respuesta

Los representantes de Allen no han ofrecido declaraciones después de conocerse la carta por el periódico neoyorquino.

The New York Times informó que Allen rehusó hacer comentarios. La negativa a responder se repitió, hasta el momento, ante otros pedidos de medios de comunicación internacionales.

"Se han escrito infinidad de pizas sobre este caso, pero es la primera vez que Dylan Farrow misma escribe del asunto en público. Es importante destacar que Woody Allen nunca fue imputado y ha negado reiteradamente cualquier acusación", advierte Nicholas Kristof, columnista del periódico, en cuyo espacio se publicó la carta.

Y agrega: "Merece la presunción de inocencia" hasta que haya una causa legal que pruebe lo contrario.

Polémico homenaje

Según recuerda desde Los Ángeles el periodista de BBC Mundo Jaime González, la misiva de Farrow se publica después de las críticas que el pasado 12 de enero lanzó Ronan Farrow -hijo de Woody Allen y Mia Farrow- contra su padre, a raíz del premio a la trayectoria que el director recibió en la última entrega de los Globos de Oro.

Durante la gala de estos premios, la actriz Diane Keaton recibió el galardón en nombre de Allen y le rindió un sentido tributo en el escenario.

Ronan Farrow, en cambio, utilizó su cuenta en la red social Twitter para reiterar la acusación de que el director de cine había abusado de su hermana Dylan.

"Me perdí el tributo a Woody Allen. ¿Pusieron la parte en que una mujer confirmó públicamente que él abusó de ella cuando tenía siete años?", preguntó Farrow con ironía en su tuit.

Ronan Farrow no tiene contacto con su padre, quien se separó de su madre en 1992, después de que ésta descubriera que Allen mantenía una relación oculta con la hija adoptiva de Mia Farrow y el compositor André Previn, Soon-Yi.

El periodista Kristof apunta, en su introducción a la carta, que la voz de la hija del realizador debe ser oída tras el debate surgido a raíz de los Globos de Oro.

En el escrito, Dylan menciona por nombre a algunos actores de talla de Hollywood, como Cate Blanchett o Alec Baldwin, a los que increpa por "hacer la vista gorda" y seguir trabajando para Allen.

La última película de Woody Allen, "Blue Jasmine", está nominada a tres premios en la próxima edición de los Oscar, entre ellos el de mejor actriz principal para Blanchett y el de mejor guión original, para el propio Allen.