• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Gafas inteligentes contra la ceguera progresiva

Gafas inteligentes contra la ceguera progresiva / BBC MUNDO

Gafas inteligentes contra la ceguera progresiva / BBC MUNDO

Investigadores de la Universidad de Oxford en Reino Unido afirmaron que realizaron un importante avance en el desarrollo de gafas "inteligentes" para personas con una seria pérdida de la visión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las gafas permiten mejorar la visión de los objetos más cercanos, lo que le permite tener más claro el entorno.

De hecho, algunas usuarios de estos anteojos especiales en Reino Unido afirmaron que podrían dejar de utilizar los perros guías.

Para el Instituto Nacional para Ciegos de Reino Unido este descubrimiento es "realmente importante".
"Manchado y salpicado"

Lyn Oliver, de 70 años, sufre desde su juventud de retinosis pigmentaria, una enfermedad ocular degenerativa que en sus propias palabras lo hace ver "todo manchado y salpicado" por algo.

Por esa razón desde hace algunos años tiene la asistencia de Jess, un perro que la ayuda a evadir obstáculos y evitar los riesgos que puede encontrar mientras camina.

Sin embargo, es imposible que el perro le ayude a mejorar la percepción del entorno que la rodea. Como el caso de Lyn, en el mundo existen aproximadamente 200 millones de personas con problemas serios de visión.

Por esa razón, los investigadores de la Universidad de Oxford diseñaron estas gafas especiales adaptadas con una cámara 3D.

Las imágenes que llegan del exterior son procesadas por un computador y proyectadas en tiempo en real en los lentes, así los objetos cercanos se pueden apreciar mucho más brillantes y con una buena definición.

Más independientes

Lyn Oliver ha probado todos los modelos de las gafas, pero han sido estos últimos los que verdaderamente le han ofrecido un verdadero nivel de detalle y claridad de las imágenes.

El doctor Stephen Hicks de la Universidad de Oxford, quien ha liderado el proyecto, dijo que está listo para desarrollar un modelo que se pueda utilizar en casa.

"Con las gafas si estas caminando por la casa puedes ver los riesgos en el suelo o en las paredes mientras lo haces. Esto ayudará a que la gente con pérdida de visión pueda ser más independiente", explicó Hicks.

Y señaló que la gente que ha utilizado el dispositivo se ha mostrado muy satisfecha con los resultados.

"La gente ama las gafas, especialmente por el hecho de todo lo que pueden ver con ellas. Dicen que pueden ver caras, pueden ver sus manos. Algunos me dicen que pueden ver su perro guía y se emocionan. Realmente ayuda", señaló.

Para ponerlas a prueba, la BBC se fue con Lyn Oliver hasta el mercado de Oxford, donde podíamos observar si las gafas funcionaban entre tantas personas caminando y obstáculos como mesas y locales comerciales.

Ya con ellas puestas, Oliver comenzó a sentirse cómoda con lo que estaba viendo. De repente se volteó y miró hacia el camarógrafo que le hacía unas tomas para la nota de televisión.

"Estas pillado amigo", le dijo y seguidamente exclamó con una sonrisa "¡Estoy viendo!".

Entonces comenzó a caminar por los pasillos del mercado, cruzando las esquinas y deteniéndose frente a las vitrinas de algunos almacenes sin que se le borrara la sonrisa.

"Lo puedo ver señor. Estoy parada frente a usted hablando y no imaginándolo, ¡puedo ver!" me dijo excitada.

Y aclaró que estas gafas la pueden ayudar de diferentes maneras.

"De esta forma puedo encontrar el camino hacia la puerta o encontrar las escaleras y subir esas escaleras".
Más accesible

Por ahora el dispositivo es grande y aparatoso y además está conectado a una computadora que se carga en una maleta.

Pero los investigadores esperan poder tener un modelo que solo consista de los anteojos y que sean de un tamaño normal.

Y más adelante, es posible que esté disponible por el mismo costo de un teléfono celular, ahorrándole al servicio de salud británico millones de dólares en prevención de caídas de la gente con discapacidad visual.

La idea, según lo reportado por Hicks, es producir unas 100 unidades para fin de año, que serán ofrecidas a las personas parcialmente ciegas para que sean usados diariamente.

Si esta prueba sale bien entonces se producirán en mayor cantidad.