• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

"Fin de semana de ira" por todo EE.UU. contra la violencia policial hacia afroestadounidenses

Manifestantes en Minneapolis, Minnesota, reclaman justicia para Philando Castile, que fue acribillado en su auto por un policía | BBC Mundo

Manifestantes en Minneapolis, Minnesota, reclaman justicia para Philando Castile, que fue acribillado en su auto por un policía | BBC Mundo

En Baton Rouge, Luisiana, se realizó la quinta noche de protestas donde no sólo hubo manifestaciones de indignación sino de rabia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las protestas contra las muertes de hombres negros a manos de la policía continúan extendiéndose por varias ciudades de Estados Unidos, tras las recientes matanzas en Minnesota y Luisiana.

Las vías fueron bloqueadas y petardos fueron lanzados en Minnesota, mientras que los miembros del Partido Nuevas Panteras Negras se enfrentaron a lapolicía en Baton Rouge, Luisiana.

Decenas de personas resultaron arrestadas aunque las marchas fueron pacíficas en su mayoría.

También hay tensión en Dallas, Texas, donde cinco agentes de policía murieron a tiros cuando un hombre negro les disparó durante una protesta en esa ciudad.

Los niveles de seguridad se elevaron en el cuartel central de la policía, después de que recibieran una alerta anónima de una "persona sospechosa" en un estacionamiento que resultó ser falsa.

Las protestas contra lo que muchos consideran como la violencia desmedida de la policía contra la comunidad negra fueron en reacción a las muertes de Philando Castile, en Minnesota, y Alton Sterling, en Luisiana.

En St. Paul, capital de Minnesota, algunos lanzaron fuegos artificiales y botellas contra la policía mientras que la manifestación causó el cierre de una importante avenida interestatal, generando la paralización del tránsito.

Puños en alto

En Baton Rouge, Luisiana, se realizó la quinta noche de protestas donde no sólo hubo manifestaciones de indignación sino de rabia, según la corresponsal de la BBC, Laura Bicker.

Con cada noche, las protestas se han ido intensificando y la policía respondió con agentes en uniformes antimotines. Ambos bandos se colocaron frente a frente, bloqueando la avenida principal cerca del cuartel central de la policía.

De vez en cuando, la fuerza policial formaba sus filas y arremetía contra la muchedumbre para realizar arrestos, describió la corresponsal.

Con anterioridad, cientos de personas marcharon al Capitolio Estatal de Luisiana y se plantaron en los escalones con sus puños en alto, símbolo de la reafirmación del poder negro.

La policía informó que algunos de sus agentes resultaron heridos por los fuegos artificiales y que habían hecho varios arrestos. Por su parte, los manifestantes afirmaron que la policía les lanzó gas lacrimógeno y les disparó con balas de goma.

En Baton Rouge, una congregación de manifestantes gritó "¡Sin justicia no hay paz!", una escena que repitió frente al almacén donde Alton Sterling fue acribillado.

La tensión aumentó cuando miembros del Partido Nuevas Panteras Negras se plantaron cara a cara con los policías antimotines.

Por lo menos dos armas de fuego fueron confiscadas, aunque en el estado de Luisiana es legal portar armas con un permiso especial.

Entre los arrestados se encontraban DeRAy Mckesson, una de las figuras sobresalientes del movimiento Black Lives Matter (Las vidas de los negros importan) y dos periodistas.

También se registraron marchas en varias ciudades en ambas costas de Estados Unidos.

Varios cientos de manifestantes bloquearon avenidas y puentes en San Francisco y Fresno, en el estado de California. En el estado de Florida, cientos más protestaron pacíficamente en West Palm Beach, Fort Lauderdale y Miami.

En Nueva York, por lo menos 20 personas fueron arrestadas durante una marcha por las calles de Manhattan.

El Filadelfia, la quinta ciudad en tamaño de EE.UU., grupos convocaron a un "Fin de semana de ira" que se inició con una marcha de seis horas en las que participaron personas de diferentes razas.

Otras manifestaciones sucedieron en Nashville, Indianápolis y Washington DC.

La inevitable comparación con los 60

Las protestas han continuado a pesar de los esfuerzos del presidente Barack Obama de calmar la tensión.

"Primero que todo, a pesar de lo dolorosa que ha sido esta semana, creo firmemente que Estados Unidos no está dividido como algunos han sugerido", declaró desde Europa, donde se encuentra visitando varios países.

"Cuando empezamos a sugerir que, de algún modo, existe esta enorme polarización y que hemos regresado a la situación de los 60, eso simplemente no es cierto. No se están viendo los disturbios y no estamos viendo a la policía persiguiendo a los que se manifiestan pacíficamente".

Sin embargo, hay quienes consideran que las muertes de los hombres negros es la continuación de una violencia que ha perdurado desde hace décadas.

Lorena Ambrosio, una artista de origen peruano que se unió a la marcha de Nueva York, dijo a la agencia Reuters: "Me siento muy abrumada, muy triste y simplemente indignada de que los cuerpos de negros continúan amontonándose".

"Matar a gente blanca"

El jueves, cinco policías blancos fueron muertos a tiros por un hombre negro, Micah Johnson, durante una protesta contra la violencia de los uniformados contra afroestadounidenses. Otros siete uniformados y dos civiles resultaron heridos.

Johnson, que murió durante el asalto, apoyaba a los grupos militantes negros yexhortaba a la violencia contra la policía.

El jefe de la policía de Dallas, David Brown, afirmó que Johnson le había dicho a un negociador que quería matar a gente blanca, especialmente policías blancos, porque sentía rabia por las recientes muertes de hombres negros a manos de la policía.

Las autoridades aseguraron que Johnson, de 25 años, actuó solo. Fue muerto por un vehículo con explosivos, controlado remotamente, que fue enviado al estacionamiento donde se había refugiado tras el ataque.