• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Quién es Fetullah Gülen, el hombre al que acusan de estar detrás del golpe de Estado en Turquía?

 El predicador musulmán Fetullah Gülen ha sido acusado por el presidente turco de estar detrás del intento de golpe de estado | Foto: AFP

El predicador musulmán Fetullah Gülen ha sido acusado por el presidente turco de estar detrás del intento de golpe de estado | Foto: AFP

Gülen nació en el seno de una familia religiosa musulmana en la provincia conservadora de Erzurum, en el este de Turquía, en un momento en que Turquía vivía en un estado de secularización absoluta. Su padre fue imán musulmán y él mismo trabajó durante años como imán del Estado en Esmirna, una de las ciudades más modernas del país

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El predicador musulmán turco Fetullah Gülen vive en un exilio autoimpuesto en una comunidad religiosa del estado de Pensilvania, Estados Unidos, desde hace más de 15 años, a 8,000 kilómetros de su país de origen. Sin embargo, es el hombre al que presidente turco Recep Tayyip Erdogan acusa de orquestar el golpe militar fallido del 15 de julio.

Y es que, a pesar de llevar una aparente vida de reclusión (Gülen no concede casi entrevistas) y su avanzada edad, el poder del clérigo de 75 años no ha dejado de crecer desde que exilió.

Gülen cuenta con millones de seguidores en todo el mundo, y no sólo en Turquía, sino también en Asia, Estados Unidos e incluso en América Latina, donde la influencia del gülenismo se ha extendido, en gran medida, gracias una red de prestigiosas escuelas privadas de enseñanza primaria y secundaria ligadas al movimiento.

Que es el "Movimiento Gülenista"

El "Movimiento Gülenista" (o Hizmet, "Servicio" en español, como se le conoce en Turquía) defiende una sociedad civil, el libre mercado, el diálogo entre religiones y la importancia del trabajo para ser un buen musulmán, por lo que muchos expertos han comparado esta ideología con el Opus Dei o el calvinismo.

Es una ideología conservadora en lo social pero liberal en lo económico que trata de forjar un nuevo lugar para el islam dentro de una sociedad turca moderna, como ha reiterado Gülen en sus escritos y sermones.

Presidente turco Recep Tayyip Erdogan

 Gülen fue aliado del presidente turco Recep Tayypic Erdogan durante los primeros 10 años de su gobierno | Foto: AFP

El movimiento gülenista comenzó a extenderse los años 1980 hasta convertirse en una gran cofradía a la que se afiliaron cada vez más empresarios y burócratas turcos, llegando a contar incluso con una amplia red de medios de comunicación y escuelas privadas.

Este crecimiento fue posible, en gran medida, a que Gülen fue aliado de Erdogan durante sus primeros diez años al frente del poder, y durante este periodo los gülenistas asumieron numerosos posiciones de poder en la judicatura y la policía.

Cómo se forjó la archi-enemistad con Erdogan

El Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) de Erdogan vio al movimiento de Gülen como un aliado útil para reducir la influencia de los militares, que defienden férreamente el estado laico, y ven la creciente influencia islamista en las instituciones del estado impulsada progresivamente por Erdogan con suspicacia.

Sin embargo, poco a poco Erdogan se volvió contra su antiguo socio, al contar los gülenistas con cada vez un mayor influencia en las distintas instituciones del estado.

Miembros del ejército turco.

 AKP, el partido de Erdogan ,vio al movimiento de Gülen como un aliado útil para reducir la influencia de los militares | Foto: AP

El momento definitivo de la ruptura se produjo en 2013, cuando Erdogan acusó a Gülen de desatar una cacería de brujas contra miembros de su gobierno en el marco de una investigación por corrupción. Desde entonces, Erdogan ha acusado a Gülen incluso de ser parte de una organización terrorista que conspira en el exilio para derrocarlo del poder.

En años recientes, miles de policías, jueces y fiscales percibidos de ser gülenistas han sido expulsados de sus cargos, y medios de comunicación y empresas gülenistas intervenidas por el Gobierno.

Influencia en el exterior

La influencia de Gülen es innegable, no sólo en Turquía. Gülen se ha reunido, entre otros, con el Papa Juan Pablo II, el Patriarca griego Bartolomeo I y el que fuera rabino de la comunidad sefardí israelí Eliyahu Bakshi-Doron.

Sólo en Estados Unidos, se estima que existen 160 escuelas chárter de enseñanza primaria y media ligadas al movimiento. El movimiento también cuenta con escuelas en Argentina y España.

En el 2013, estuvo en la lista de 100 personas del mundo más influyentes por la revista Times.

Fetullah Gülen

  El "gülenismo" es una ideología conservadora en lo social pero liberal en lo económico que algunos expertos comparan con el Opus Dei | Foto: AFP

Gülen no ha dudado en denunciar radicalmente el terrorismo cometido en nombre el islam.

Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, escribió un artículo en el Washington Post donde dijo: "Un musulmán no puede ser un terrorista, ni un terrorista puede ser un verdadero musulmán". Gülen opina que la violencia arbitraria contra población civil "no tiene sitio en el Islam".

Su página oficial web www.fgulen.com recoge muchos de sus sermones, artículos y una lista de sus más de 40 publicaciones en la que recoge sus ideas.

Nacido en el seno de una familia conversadora

Gülen nació en el seno de una familia religiosa musulmana en la provincia conservadora de Erzurum, en el este de Turquía, en un momento en que Turquía vivía en un estado de secularización absoluta. Su padre fue imán musulmán y él mismo trabajó durante años como imán del Estado en Esmirna, una de las ciudades más modernas del país.

Fue un clérigo musulmán sufí, tradicionalista, pero también partidario de impulsar un movimiento dentro islam que pudiera situarse dentro de una Turquía moderna, en lugar de impulsar un enfrentamiento entre ambas.

Recep Tayyip Erdogan

 El presidente turco ha pedido a Estados Unidos la extradición de Fetullah Gülen | Foto: AFP

Su ideología le ganó adeptos rápidamente. En los años 80 ya se había convertido en la cofradía musulmana más importante del país, en gran medida gracias a sus escuelas privadas, que trataban de captar a los alumnos más brillantes, que luego se situaban en puestos de influencia en la administración turca, y las donaciones de sus seguidores al movimiento.

Su gran momento y su caída

En los noventa su poder siguió creciendo. Su gran momento se produjo con la victoria del AKP en 2002, un partido islamista. Sin embargo, su fortuna sufrió un revés en 1997 tras el golpe militar contra el gobierno islamista de Necmettin Erbakan, donde se desató un persecución contra los islamistas. Gülen se autoimpuso un exilio en Estados Unidos.

Durante la anterior década funcionarios vinculados con su cofradía habían aprovechado para sentar en el banquillo a decenas de oficiales del Ejército acusándolos de estar conspirando para llevar a cabo un golpe contra el gobierno, en muchos casos basados en pruebas dudosas, en procesos que fueron declarados nulos.

Tras la caída en gracia de Gülen, muchas de sus escuelas fueron cerradas. Otro punto de discordia con el gobierno turco fue el apoyo dado por Erdogan a la Flotilla de la Libertad.

Turquía quiere su extradición

Un día después del golpe del 15 de julio, el Gobierno de Turquía volvió a pedir su extradición a Estados Unidos acusándole de estar detrás del golpe, pero Estados Unidos ha dicho que no extraditará al clérigo a no ser que Turquía presente pruebas de su implicación con el golpe.

Ciudadanos turcos subidos a un tanque tras el intento del golpe del estado del 15 de julio

Gülen ha negado estar detrás del intento de golpe de estado | Foto: AFP

Gülen ha negado categóricamente que éste sea el caso y en entrevista con la BBC este fin de semana sugirió la posibilidad de que "se trate de un autogolpe" para poder presentar cargos contra aquellos que percibe como sus detractores.

"Este gobierno no tiene tolerancia contra cualquier movimiento o grupo que no esté bajo su control", dijo Gülen. "Es lo que pasó con la investigación por corrupción del 2013, cuando se acusó a nuestros seguidores de haber auspiciado un golpe".

Por el momento, Erdogan ha anunciado una purga en diferentes sectores del estado y el aparato judicial. Más de 6,000 personas que han sido arrestadas o forzadas a dejar sus cargos, en lo que el presidente turco ha calificado como una medida necesaria para eliminar "el virus" Gülen.