• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Facebook y el dilema de la censura de contenidos

Facebook está reevaluando sus reglas sobre la censura de contenidos en la red / BBC

Facebook está reevaluando sus reglas sobre la censura de contenidos en la red / BBC

La red social está reevaluando sus reglas sobre la censura de contenidos en la red

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La decisión de Facebook de eliminar videos que muestran a personas decapitadas ha generado un intenso debate sobre si la red social debe o no imponer una política más amplia de censura de determinados contenidos.

En un principio la red social rechazó las peticiones de usuarios de eliminar los clips, argumentando que quería "preservar el derecho de las personas a describir, representar y comentar sobre el mundo".

Pero después de que la BBC reveló que uno de sus consejeros de seguridad criticó esa decisión, la empresa cambió de opinión y anunció que eliminaría los videos que expusieran decapitaciones, al tiempo que dijo que estaba reevaluando sus reglas.

Sin embargo, la idea de imponer controles más estrictos también ha generado muchas críticas.

Antes de su muerte, el defensor de la libertad en la red, Aaron Swartz, advirtió del peligro que implica que en ciertos espacios privados de la red se limite lo que se publica. Lo denominó "tiranía corporativa" y mencionó a Facebook como ejemplo.

La red social no ha confirmado la fecha en que planea terminar la revisión de sus reglas y hacer públicos los cambios que introducirá. Las siguientes opiniones de expertos consultados por la BBC sugieren que no le será nada fácil complacer a todo el mundo.

Cualquier intervención de Facebook para eliminar o bloquear el acceso a su contenido -teniendo en cuenta el respeto a los derechos fundamentales y el principio de proporcionalidad- implicaría una censura privatizada y a nadie le interesa que eso ocurra.

Una de las principales preocupaciones al respecto es qué criterio se utilizaría para decidir qué censurar. La censura haría que cada gobierno intente presionar a Facebook para que aplique sus propios criterios, ya sea por razones políticas, religiosas o de otro tipo.

Bajo estas condiciones podemos estar seguros de que no se respetará el derecho a la libertad de expresión o a un juicio justo.

Así como no podemos confiar en las grandes empresas centralizadas para defender nuestras libertades fundamentales, no podemos pedirles que decidan qué información debe ser compartida en línea.

Proteger a los niños en la red es responsabilidad de los padres, no de Facebook.

Lo que sí puede hacer la red social es utilizar toda la información a la que tiene acceso para identificar a sus miembros menores de edad. De esta manera, cuando estos se expongan a contenidos clasificados como no aptos, puede mandarles un mensaje de advertencia.

Así, los usuarios tendrían la libertad de decidir si quieren tomar ese consejo o acceder al contenido.

Contenido relacionado