• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

F1: estalla una guerra con ecos del pasado

La amistad entre Rosberg y Hamilton quedó a un costado durante el Gran Premio de Mónaco | BBC Mundo

La amistad entre Rosberg y Hamilton quedó a un costado durante el Gran Premio de Mónaco | BBC Mundo

Se acabó la diplomacia. Es turno de las agresiones. La guerra de la Fórmula Uno entre el británico Lewis Hamilton y el alemán Nico Rosberg estalló en el Gran Premio de Mónaco el pasado fin de semana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rosberg ganó la carrera y recuperó el liderato de la clasificación en detrimento de Hamilton. Pero el resultado no fue tan significativo. El detonante de la bomba de tiempo fue la forma en la que el número 6 de Mercedes logró su victoria.

El alemán salió desde el primer puesto de la parrilla de salida luego de lograr una polémica pole position el sábado.

Tras agenciar el tiempo más rápido de la sesión, Rosberg perdió extrañamente el control de su vehículo, obligando a todos los pilotos en pista a abortar la última posibilidad de superar su tiempo. Hamilton cree que fue adrede, pero Rosberg habló de un error, explicación que fue aceptada por la Federación Internacional de Automovilismo.

El lance marcó al británico, quien no ocultó su estado de ánimo en la BBC. "Debí haber sabido lo que iba a pasar", convencido de la culpabilidad de Rosberg. "No sé si Senna y Prost hablaron, pero a mí me gusta la manera que Senna lidió (con el problema), así que sacaré una página de su libro", fue tajante.

Regreso en el tiempo

Hamilton hizo referencia a la rivalidad que protagonizaron el brasileño Ayrton Senna y el francés Alain Prost hacia finales de los años ochenta y principio de los noventa, tal vez la más intensa de la historia.

Senna y Prost fueron compañeros de equipo en McLaren-Honda en 1988, año en el que ganaron 15 de las 16 pruebas de la temporada, y 1989, conquistando un título cada uno.

El contraste entre ambos fue evidente desde el primer día. Senna representó la explosión, la velocidad en estado puro. Prost fue en cambio el cálculo, la metodología, siendo fiel a su apodo de "el profesor".

Todos esos factores parecen repetirse este año. El equipo Mercedes ha ganado todas las carreras de la temporada y ha ocupado los dos primeros puestos del podio en cinco de las seis pruebas disputadas.

Nadie ha podido discutir este aplastante dominio y desde el equipo dejan abierta la posibilidad de una lucha sin cuartel entre sus dos pilotos.

Están seguros de que uno de ellos será el campeón, pero ¿quién?

Enemigos íntimos

"Imagino que no están contentos de verse, pero si tu compañero de equipo es tu principal rival para el título mundial seguramente no será tu mejor amigo", acepto el jefe del equipo Mercedes, Toto Wolff.

Hamilton y Rosberg se conocen desde hace más de una década y han coincidido en diferentes categorías y equipos, desde go-kart hasta la F1.

Ambos aseguran que en ese tiempo se ha forjado una amistad, pero que inevitablemente está siendo sometida a prueba por la tensión de luchar directamente por el título mundial.

"Estoy seguro de que podemos manejarlo otra vez ante cualquier circunstancia", señaló Robserg haciendo referencia a la lucha que hubo entre ambos en go-karts. "Habrán tiempos difíciles, pero estoy seguro que podemos superarlos".

En aquella ocasión Hamilton superó a Rosberg cuando peleaban por el título de la Fórmula A. Para el que fuera campeón en 2008, hay un elemento que lo diferencia claramente de su rival.

"Vengo de un lugar que no es genial como Stevenage (ciudad inglesa donde nació), y viví en el sofá del departamento de mi papá", explicó Hamilton previo a la carerra. "Nico creció en Mónaco rodeado de jets y botes y todo ese tipo de cosas, es por eso que el hambre es diferente".

El tres veces campeón mundial y actual líder del equipo Mercedes, Niki Lauda, es consciente de que no puede hacer nada en la relación entre ambos pilotos.

"Una cosa es clara", explicó Lauda. "Desde mi punto de vista Lewis tiene una ventaja de 0,1/0,2 segundos sobre Nico porque sabe cómo extraer algo más durante la clasificación. Nico es más mi tipo, de trabajar más con los mecánicos, con los ingenieros, con los neumáticos, cuántas vueltas, una y otra vez".

Lauda, quien también protagonizó un duelo de contrastes con el británico James Hunt, resaltó el lado positivo de tener una rivalidad similar a la de Senna y Prost.

"Tenemos un piloto con un talento natural, muy emocional, y tenemos otro que hace el mismo trabajo de una manera diferente. Es una situación muy cómoda el tener dos pilotos completamente diferentes pero que alcanzan la misma velocidad, o el mismo resultado. Para mí es una situación muy buena", dice con satisfacción.

Al final de cuentas, ser campeón mundial no está al alcance de todos, más allá del fondo o de la forma.

"Tienes que ser un cabrón si quieres ganar en F1. No hay dudas, no puedes ser una buena persona", recordó Lauda. "Dime si hay una buena persona allá afuera. ¿Comenzamos con Alonso? Esta es una raza de gente que sabe cómo enfocarse 110% y usa cada truco para destrozar a los otros, y si está en el mismo equipo es más difícil".

Así de simple será la lucha entre Hamilton y Rosberg, una guerra a la que todavía le quedan 13 batallas para conocer el campeón.

Contenido relacionado