• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Estonia es el país con la internet más libre del mundo

Aunque hay iglesias ortodoxas en Tallin, la capital, uno de cada cinco estonios es religioso

Aunque hay iglesias ortodoxas en Tallin, la capital, uno de cada cinco estonios es religioso

El presidente de Estonia es un acérrimo tuitero, envía mensajes por la red social a diario, lo hace él mismo, habla con la gente, bromea, publica fotos, explica sus políticas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Incluso insulta al premio Nobel de Economía Paul Krugman. Lo hizo en junio.

Toomas Hendrik Ilves es el jefe de Estado del país con la internet más libre del mundo, según el informe que Freedom House, una organización no gubernamental (ONG) especializada en democracia y libertad de expresión, publicó esta semana.

El informe de la institución con sede en Washington, cuya principal conclusión fue que hay una tendencia mundial hacia la restricción de internet, define libertad en términos de acceso y ausencia de bloqueos en la red.

En Estonia, el 70% de la población tiene acceso a la web, hay un sofisticado sistema de identificación digital y poner un negocio vía internet es muy fácil.

El presidente Ilves celebró en su reciente discurso en la Asamblea General de las Naciones Unidas que su país haya logrado por tercera vez consecutiva estar en la cabeza de la lista de Freedom House. Y en su cuenta de Twitter, después de la intervención, bromeó: "Me quedé sin discurso. Eso es, mañana no hay discursos, solo reuniones."

¿Por qué Estonia tiene la internet más libre del mundo? ¿Y qué dicen los críticos?

Una historia muy liberal

Estonia se encuentra en el norte de Europa, no muy lejos de Finlandia, y limita con Rusia y Lituania. Tiene apenas un millón trecientos mil habitantes.

Se independizó de la Unión Soviética en 1918, pero después, en 1944, fue invadido por las tropas de José Stalin. Quizás el mayor temor de los estonios durante el gobierno soviético fue perder su nacionalidad. Hoy son reacios a hablar ruso, el estonio es cercano al finlandés, y algunos rusos han denunciado discriminación.

Estonia es conocido como el país menos religioso del mundo. Después de la caída de la Unión Soviética, adoptó políticas liberales en términos económicos y sociales. Con su ingreso a la Unión Europea (UE) en 2004, disfrutó de un auge de las inversiones. Y aunque en 2008 sufrió el golpe de la crisis financiera mundial, su Producto Interno Bruto (PIB) fue el que más creció dentro de la UE en 2011. Este año, se ha mantenido entre los más altos.

Internet abierta

El comunismo dejó la infraestructura estonia en precarias condiciones. Los gobiernos liberales posteriores concibieron el desarrollo de la tecnología de las comunicaciones y la expansión de la información como factores centrales del nuevo modelo de desarrollo. En su concepción de internet, una tecnología que promovieron más temprano que muchos otros países, establecieron que el acceso sea amplio y exento de restricciones.

En las variables que estudia Freedom House, principalmente obstáculos al acceso, limitaciones al contenido y violaciones a los derechos del usuario, Estonia figura primera, mientras que países como Cuba o Irán están al final de la lista.

En el año estudiado, en Estonia no se bloqueó ninguna web 2.0, no hubo cesura política notoria y no arrestaron a ningún bloguero, siempre según la ONG.

Estonia es uno de los países más conectados y avanzados tecnológicamente del mundo. Gran parte de su economía y de su sector público operan en internet.

Desde 1996, el gobierno tiene un programa con universidades para formar a los estonios en computación. Con el tiempo, el programa pasó de tener preocupaciones básicas como acceso, calidad y costo de internet a tener discusiones sobre seguridad, anonimato y protección de la privacidad.

Los estonios tienen wi-fi público en casi todo el territorio nacional y más de 200 proveedores de internet. Hay acceso a registros médicos por la red. Según la revista alemana Der Spiegel, abrir un negocio en internet puede tomar 18 minutos.

"En los últimos dos años, la cuestión de la protección de derechos de autor en la red se ha convertido en un tema ampliamente debatido en Estonia y diversos grupos han llegado a la vanguardia de los esfuerzos para eliminar el contenido protegido por derechos de autor de los servicios populares como YouTube", dice Freedom House, que estudió 47 países a profundidad.

Aunque las restricciones al contenido en internet son de las más laxas del mundo, hay varias instancias de remoción del contenido que los tribunales pueden dictar, en parte por las severas leyes de privacidad y los derechos de autor del país exsoviético.

"Manzanas con manzanas"

¿Es esto libertad? Según Alan Woodward, profesor de la Universidad de Surrey en Reino Unido y especialista en tecnologías de la información, la libertad en internet depende de la variable com la que se mire. "No tener restricciones no es lo mismo que el contenido no se restrinja", dijo.

El mismo informe de Freedom House asegura que cientos de videos han sido removidos de YouTube en Estonia, la mayoría tras peticiones de autores que alegaban derechos intelectuales sobre las piezas y otros subidos a la red incluso por los propios creadores que ignoraban las leyes.

"La aproximación de Estonia hacia la regulación del contenido en internet ha sido proactiva, mientras que la de países como Estados Unidos, que estableció la Ley Patriota en aras de combatir el terrorismo, han sido restrictivas", dijo Woodward.

"Si uno habla de transparencia, tal vez Reino Unido o EE.UU. se ubiquen en los mejores puestos, mientras que si hablas de acceso o restricciones tal vez Estonia sea el más avanzado. Son aproximaciones distintas. Hay que comparar manzanas con manzanas", concluyó el experto.