• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Escáner cerebral que identifica el tipo de demencia

A pesar de las diferencias en personalidad y habilidades cognitivas, los cerebros humanos son más parecidos de lo que se pensaba

Cerebro

El escáner identifica patrones cerebrales que muestran dos tipos de demencia sin necesidad de utilizar pruebas invasivas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Científicos en Estados Unidos afirman que encontraron una forma de identificar diferentes tipos de demencia sin necesidad de utilizar pruebas invasivas.

Los investigadores de la Universidad de Pensilvania lograron distinguir con precisión qué pacientes tenían Alzheimer u otra forma de demencia analizando los patrones estructurales del cerebro en escáneres médicos.

Actualmente, para poder identificar el tipo de demencia que sufre una persona se lleva a cabo una punción lumbar, un procedimiento para extraer una muestra del líquido cefalorraquídeo.

Pero el diagnóstico del tipo de demencia a menudo es difícil, lo cual retrasa que el paciente reciba el tratamiento más apropiado.

Distintas características

A pesar de ser dos enfermedades distintas, el Alzheimer y la demencia frontotemporal comparten características clínicas y síntomas similares, que a menudo son difíciles de diferenciar sin llevar a cabo análisis médicos.

Ambas enfermedades provocan confusión y olvido en la persona, y pueden afectar su personalidad, sus emociones y su conducta.

El Alzheimer tiende a atacar la corteza cerebral, la capa de materia gris que cubre el cerebro, mientras que la demencia frontotemporal, como su nombre lo indica, tiende a afectar los lóbulos frontal y temporal, lo cual puede verse en escáneres cerebrales.


Pero esto no siempre conduce a un diagnóstico.

La prueba de punción lumbar -que requiere insertar una aguja en la columna vertebral- se usa para analizar los niveles de proteína en el cerebro que tienden a incrementarse más con el Alzheimer que con demencia frontotemporal.

El objetivo de la nueva investigación, publicada en la revista Neurology, era analizar la posibilidad de predecir los niveles de proteína cerebral utilizando escáneres de imágenes de resonancia magnética (MRI) y sin necesidad de realizar la punción lumbar.

Para el estudio los científicos reclutaron a 185 pacientes que ya habían sido diagnosticados con Alzheimer o con demencia frontotemporal, y habían sido sometidos a una prueba de punción lumbar y a escáneres cerebrales de MRI.

Los investigadores analizaron los escáneres para ver si podían encontrar algún patrón que calculara el mismo nivel de proteínas que había surgido en las pruebas de punción lumbar.

Encontraron que la densidad de materia gris en los escáneres de MRI correspondía a los resultados del nivel proteína.

Precisión

El método de predicción de MRI mostró una precisión de 75% en la identificación del diagnóstico correcto.

Aunque esta cifra está lejos del ideal de 100%, los científicos afirman que incluso así puede ser una herramienta útil de escrutinio.

El doctor Corey McMillan, principal autor del estudio, afirma que esta prueba "podría ser utilizada como un método de análisis útil en los casos que están en el límite y puede realizarse después de una punción lumbar o un escáner de PET (siglas en inglés para Tomografía por Emisión de Positrones)".

El doctor Simon Ridley, jefe de investigación de Alzheimer's Research UK, comenta: "Este estudio pequeño sugiere un potencial nuevo método para que los especialistas distingan entre dos tipos diferentes de demencia".

"Y el siguiente paso será investigar su precisión en estudios más amplios que involucren a personas sin demencia".

"Aunque actualmente no se intenta utilizar este método en la clínica de un médico, podría ser una herramienta útil para que los científicos desarrollen nuevos tratamientos".

"La capacidad de detectar con precisión una enfermedad es vital para reclutar a las personas correctas en ensayos clínicos y para medir qué tan bien está funcionando un fármaco".

"Últimamente, las diferentes causas de la demencia necesitan diferentes tratamientos. Así que la capacidad de distinguir con precisión estas enfermedades será crucial", agrega el doctor Ridley.

Actualmente, en Inglaterra y Gales sólo hay un tratamiento aprobado para la demencia frontotemporal, el rivastigmine.

Para el Alzheimer hay cuatro fármacos autorizados: denepezil, galantamine, rivastigmine y memantine.