• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Errores médicos, la inesperada tercera causa de muerte en EE UU

La prueba genética facilitará el diagnóstico de cardiopatías hereditarias, que a menudo pasan desapercibidas y son causa de muerte súbita | Foto: ThnikStock

Los investigadores reconocieron que el error humano es inevitable | Foto: ThnikStock

Solo las enfermedades del corazón y el cáncer son más mortales.

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El que el cáncer y las enfermedades cardíacas sigan siendo las primeras causas de muerte en Estados Unidos es algo que no sorprende pero lo que sí llama la atención es que la tercera causa sean los errores médicos.

Esto es lo que afirma un estudio realizado por investigadores del hospital Johns Hopkins.

Los expertos del centro concluyeron que alrededor de 250 mil personas al años mueren por fallas médicos, lo que supera los fallecimientos por enfermedades respiratorias, accidentes, infartos y el Alzheimer.

"Creemos que estos datos subestiman la verdadera incidencia de las muertes a causa de errores médicos, porque los estudios citados dependen de los errores que figuran en los records y contemplan solo las muertes de pacientes hospitalizados", se lee en un análisis de la revista médica British Medical Journal donde se publicó el estudio.

Foto: Thinkstock

Aunque no existen estadísticas oficiales sobre las muertes ocasionadas por errores médicos, estimaciones recientes indican que podrían elevarse a entre 210.000 y 400.000 entre los pacientes hospitalizados en Estados Unidos.

"La gente muere por errores en el diagnóstico, sobredosis de medicamentos, cuidados fragmentados, problemas de comunicación o complicaciones evitables", dijo Martin Makary, uno de los investigadores.

Y según el experto aunque se trata de la tercera causa de muerte en Estados Unidos este problema existe en todo el mundo.

Para el investigador, la mala calidad de los cuidados en África mata probablemente "más gente que el sida o el paludismo juntos".

Para evitar esto, aboga por poner en marcha medidas que permitan reducir la "frecuencia" y las "consecuencias" de los errores médicos.

"Un enfoque científico fiable, comenzando por reconocer el problema, es indispensable para responder a las amenazas que pesan sobre la salud de los pacientes", añaden.

En concreto, propone que el certificado de defunción señale si las complicaciones vinculadas a los cuidados desempeñaron un papel importante en la muerte del paciente.

Y es que, en la actualidad, la muerte por error médico no queda registrada por los informes del gobierno debido a que el sistema estadounidense para asignar un código a la causa de la muerte -la clasificación internacional de enfermedades (CIE)- no dispone de la etiqueta para clasificar el error médico.

A pesar de los hallazgos los investigadores aseguraron que quienes cometan errores médicos no deben ser castigados o demandados.

En su opinión, la mayoría de esas fallas corresponden a problemas sistémicos, incluyendo falta de coordinación en la atención del paciente, la ausencia de redes sanitarias y otros protocolos.