• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Egipto y su nuevo "Canal de la Prosperidad" en Suez

Egipto

Un folleto del gobierno muestra la vista aérea del proyecto | BBC

Pocas cosas en Egipto son más icónicas, veneradas y rentables que el Canal de Suez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un intento por reflotar la maltrecha economía del país, el presidente Abdul Fattah al Sisi decidió construir otro.

En una ceremonia llena de pompa, patriotismo y aviones de combate haciendo piruetas, el proyecto fue lanzado en agosto pasado.

Y el nuevo hombre fuerte de Egipto prometió que sería "un canal de la prosperidad".

10 veces más rápido que el anterior

Pero no todo ha ido sobre ruedas, o quizás mejor, sobre las olas, en este caso.

Un mes después del lanzamiento hubo algunas inundaciones en el sitio de perforación. Y a las estampillas que mandaron a hacer para conmemorar la hazaña les pusieron la foto del Canal de Panamá, que queda a más de 11.000 kilometros de distancia.

No obstante, desde entonces el proyecto se ha desarrollado a toda velocidad, con las obras de construcción 24/7.

El Canal de Suez original, que se inauguró en 1869, tardó una década en construirse. Pero el presidente Al Sisi decretó que la nueva vía fluvial se completará en uno.

Los funcionarios egipcios aseguran que se cumplirá el plazo, y que el primer barco navegará a través del nuevo canal a principios de agosto de 2015.

De ida y vuelta

El canal, que une el Mediterráneo y el Mar Rojo, es la ruta más rápida de navegación entre Europa y Asia.

Maneja un 7% del comercio mundial por vía marítima, y es una de las principales fuentes de ingreso de divisas a Egipto.

El nuevo carril permitirá el tráfico bidireccional en parte del canal, lo que reducirá el tiempo de tránsito y espera.

Las autoridades dicen que duplicará la capacidad de la vía existente y casi triplicará los ingresos en menos de 10 años.

El Renacimiento

Las autoridades apodaron al proyecto "El gran sueño egipcio", y la nación les compró rápidamente la idea, literalmente.

El público egipcio financió el nuevo canal al invertir 8.500$ millones en solo ocho días.

Según el Jefe de la Autoridad del Canal de Suez, el almirante Mohab Mameesh, la expansión representará un "renacimiento" de Egipto.

El almirante Mohab Mameesh confía en que el canal será muy seguro.

"Después de los tres años más difíciles de nuestra historia, estamos construyendo un nuevo Egipto", dice a la BBC.

"Nuestros abuelos cavaron el canal de Suez, y ahora estamos cavando el nuevo canal de Suez no para nosotros sino para el futuro, para nuestros hijos y nuestros nietos, y para todo el mundo".

El canal ha sido sinónimo de orgullo nacional desde 1956, cuando el presidente Gamal Abdel Nasser lo nacionalizó (antes bajo el control de británicos y franceses) lo que disparó una guerra entre Egipto y las potencias.

La vía fluvial más tarde jugó un papel en las guerras en Medio Oriente de 1967 y 1973.

Según Mameesh, ahora formará parte de una nueva batalla: "la guerra para el desarrollo".

Egipto, en el mapa

Los ministros admiten que hay mucho en juego, incluyendo la credibilidad internacional de Egipto.

"Creo que es crucial para restaurar la confianza", dijo el ministro de inversión Ashraf Salman.

"Va a mostrarle al mundo que Egipto está comprometido con la ejecución. Pondrá a Egipto en el mapa nuevamente".

Algunos expertos internacionales predicen que tomará mínimo cinco años. Pero el ministro insiste en que estará terminado a tiempo.

"En realidad es un reto, pero no es imposible", dice a la BBC.

"Creo que los egipcios que han hecho dos revoluciones en dos años son capaces de hacerlo. Estamos haciéndole seguimiento a este proyecto todos los días. Y estamos avanzando más rápido de lo previsto".

¿Gasto innecesario?

Hay quienes dudan de que el crecimiento en transporte marítimo mundial de los próximos años justifique las previsiones de Egipto.

Algunos creen que el dinero para construir otra vía fluvial estaría mejor gastado en otra inversión.

"En el caso del Canal de Suez es un proyecto patriótico en primer lugar, y eso es muy difícil de cuantificar", asegura Angus Blair, analista de inversiones con sede en El Cairo y presidente del Instituto Signet.

"Desde el punto de vista económico se puede argumentar, y creo que bastante bien, que 8.000 millones de dólares podrían haberse utilizado en el mejoramiento de la infraestructura de Egipto, las centrales eléctricas, el transporte público de las ciudades, nuevos tranvías y nuevas viviendas".

Un canal seguro

También hay algunas preocupaciones sobre si la insurgencia yihadista en parte de la península del Sinaí, que bordea el canal, podría amenazar la vía fluvial estratégica, que también sirve como una ruta de tránsito para la Armada de Estados Unidos.

Los insurgentes lograron darle a un buque portacontenedores con una granada propulsada por cohete en 2013, causando daños menores.

Adm Mameesh califica el ataque como un hecho aislado.

"Yo estaba a bordo del primer barco ese mismo día, para enviar un mensaje de que el canal es muy seguro", comenta.

"Desde el 25 de enero de 2011 (cuando estalló la revolución que derrocó a Hosni Mubarak), la navegación en el Canal de Suez no se ha suspendido ni por un segundo. Significa que la seguridad de nuestro canal es muy buena".

Pero el mayor riesgo puede ser precisamente para el líder egipcio.

El presidente Al Sisi necesita proyectos emblemáticos como éste para promover los ingresos, el empleo y la inversión.

De lo contrario, los disturbios podrían resurgir.

Ahora, como en el pasado, el destino de Egipto está ligado al famoso canal.