• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El Django de Tarantino en la línea de fuego

La nueva película de Quentin Tarantino fue nominada a cinco Oscar / BBC

La nueva película de Quentin Tarantino fue nominada a cinco Oscar / BBC

Narra la historia de un esclavo del sur de Estados Unidos, interpretado por Jamie Foxx, dos años antes de que estallara la guerra civil

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con cinco nominaciones al Oscar y tras haber ganado el Globo de Oro al mejor guión, Quentin Tarantino tiene la atención de Hollywood.

Su última propuesta cinematográfica, "Django Unchained", narra la historia de un esclavo del sur de Estados Unidos -interpretado por Jamie Foxx- dos años antes de que estallara la guerra civil.

Django une fuerzas con el cazarrecompenzas alemán, Dr. King Schlutz -interpretado por Christoph Waltz- para vengarse de los esclavistas que maltrataron a su mujer.

¿Se siente Tarantino parte del establishment de Hollywood, 20 años después de haber debutado como director en la pantalla grande con "Reservoir Dogs"?

"No me siento en absoluto como un extraño. Ya era un cineasta independiente cuando aparecí con "Reservoir Dogs", tenía esa energía de ente externo, siendo muy, muy nuevo en la industria".

"Nunca me trataron como a un extraño. Me sentí bienvenido", aseguró el director.

Quentin Tarantino debutó como director en Hollywood hace 20 años.

"Django Unchained" es una aventura épica que trasciende varios géneros, como el spaghetti western hasta el drama histórico, por citar dos ejemplos. Y su ambición le resultó irresistible al actor austriaco Waltz.

¿Poesía violenta?

"Quentin adora las películas de género. Creo que ha visto todas las películas que se han hecho y las recuerda todas", dijo Waltz.

En 2010, Waltz ganó el Oscar al mejor actor de reparto por su papel en "Inglourious basterds", de Tarantino. Este año está nominado en la misma categoría por el papel del enigmático y carismático dentista Dr. Schultz.

Waltz asegura que su segunda nominación se siente "bien".

"Es distinta esta vez porque la primera estaba fuera de mi alcance. Ahora es un poco más relajado".

Tarantino muestra la misma efusividad sobre Waltz, al decir que fue él quien inspiró al Dr. Schultz.

"La manera como él hace mis diálogos…es como si los cantara, los convierte en poesía", afirma el director.

"Yo no me inventé conscientemente el personaje de King Schultz. Si yo no hubiera conocido a Christoph dudo que hubiera habido siquiera un King Schultz. Casi que se escapó de la pluma".

Pero parece que Waltz no es el único actor que disfruta trabajar con Tarantino.

"Espero que cada actor tenga la oportunidad de estar en la escuela Tarantino. Hay que ver lo icónico que es, hasta en los posters de promoción”, le dijo Jamie Foxx a la BBC.

"Todavía cuando lo pienso, me pregunto "¿de verdad somos nosotros?. Es maravilloso", agregó Foxx.

Pero mientras parece haber tanto amor entre los actores y el equipo de producción, algunas personas ajenas a la película miran con ojo crítico la violencia que presenta. La historia exhibe un sinnúmero de tiroteos, una escena de lucha feroz y abuso furibundo contra esclavos.

El propio Tarantino puede estar cansado de discutirlo -se ha mostrado incómodo con el tema en algunas entrevistas- pero Waltz defiende la valentía de su director.

"Yo tendría dilemas con la violencia si fuera gratuita, pero ¿cómo contar una historia sobre esclavitud sin mostrar violencia? Es imposible, todo era acerca de violencia y violación".

Reacciones de la comunidad negra

Las reacciones de la comunidad negra estadounidense a la película han sido diversas.

El director Spike Lee, por ejemplo, escribió en Twitter: "La esclavitud estadounidense no fue un Spaghetti Western de Sergio Leone. Fue un holocausto. Mis antepasados fueron esclavos robados de África. Y yo los voy a honrar".

Kerry Washigton, actriz que interpreta a Broomhilda, esposa de Django, dijo que sintió responsabilidad con la audiencia negra estadounidense.

"Estábamos muy interesados y orgullosos de la respuesta de la comunidad negra en Estados Unidos porque de alguna manera la película le pertenece a ella".

Leonardo DiCaprio y Samuel L. Jackson interpretan a los malvados dueños del cultivo, Calvin Candie y su mano derecha, Stephen, que mantiene a los esclavos disciplinados.

Mientras que Jackson actúa frecuentemente en las películas de Tarantino, esta es la primera vez que DiCaprio aparece en una película suya.

"Él nunca había hecho el papel del malo", dice Tarantino, "y concluimos que más allá de ser un villano, es un personaje. Una gárgola, como yo lo entiendo".

A pesar de los rumores previos a los premios, Tarantino no hace apuestas sobre si su película puede ganar un Oscar.

"No creo que vayamos a ganar la categoría a mejor película… estar invitados a la fiesta es ya muy divertido".