• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Desechan por plagio los logos de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020

Desde que Japón presentó los logos a finales de julio, los diseños fueron centro de críticas y acusaciones de plagio

Desde que Japón presentó los logos a finales de julio, los diseños fueron centro de críticas y acusaciones de plagio

El artista gráfico belga Olivier Debie reclamó que sus diseños habían sido copiados y demostró que uno de sus trabajos era similar al utilizado para las Olimpiadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Su diseño no terminó de convencer, pero no fue una cuestión de gustos por la que los logos que iban a identificar los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 fueron desechados.

La razón son las denuncias que aseguran que el diseño, empleado en los logos de los juegos Olímpicos y Paralímpicos, fue plagiado.

El Comité Organizador reconoció que había muchas dudas sobre el origen del emblema luego de que el diseñador Kenjiro Sano admitiera haber copiado ideas encontradas en internet.

Sano, sin embargo, negó haber plagiado un diseño en particular.

Según informan los medios japoneses, el artista gráfico belga Olivier Debie reclamó que sus diseños habían sido copiados y demostró que uno de sus trabajos, el logo del Teatro de Lieja, era similar al utilizado en Tokio 2020.


"Hemos llegado a la conclusión que sería apropiado para nosotros desechar los logos y elaborar un nuevo emblema", dijo Toshio Muto, director general del Comité Organizador de Tokio en rueda de prensa.

"En este punto, hemos decidido que el logo no puede obtener el apoyo público".

Significado y polémica

Los diseñados de los logos desechados estaban elaborados en torno a la letra "T" de Tokio y el signo = invertido que representa igualdad.

En cuanto a los colores, el Comité Organizador dijo en un comunicado que el color negro representaba la diversidad, la combinación de todos los colores.

"La figura de los círculos representa un mundo incluyente en el que todos se aceptan mutuamente. El rojo representa el poder de cada corazón latiente".

La admisión pública sobre los logos se suma a las críticas que han recibido los Juegos Olímpicos en la capital japonesa tras los cambios que ha tenido que realizar el comité organizador a los proyectos presentados durante su candidatura.

El más controversial fue la cancelación de los planes para la construcción de un nuevo estadio ordenada por el primer ministro, Shinzo Abe.

El costo del diseño futurista de la arquitecta británica-iraquí Zaha Hadid había sido objeto de una gran controversia pública debido a su elevado costo.

El cálculo final para la construcción del nuevo Estadio Nacional superaba los US$2.000 millones, lo que impulsó la decisión del primer ministro japonés en favor de un modelo más simple y menos costoso.