• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Denuncian robo del lirio acuático más pequeño del mundo

Proyectos como el del rescate de este nenúfar son cruciales para mantener la biodiversidad

Proyectos como el del rescate de este nenúfar son cruciales para mantener la biodiversidad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una extraña planta desapareció misteriosamente del Jardín Botánico Real, Kew Gardens, en el oeste de Londres. Las autoridades presumen que se trata de un robo.

La Policía Metropolitana dijo que un Nymphaea Thermarum, el nenúfar más pequeño del mundo, desapareció del Conservatorio de la Princesa de Gales el jueves pasado.

La planta, conocida también como Nenúfar pigmeo de Ruanda y actualmente extinta en su ambiente natural, tuvo que ser extraída excavando o arrancándola de un estanque de lirios de agua de poca profundidad, aseguraron las autoridades.

'Hábitat frágil'

El nenúfar fue descubierto a mediados de la década de 1980 por el botánico alemán Eberhard Fischer en un único lugar de Mashyuza, en el suroeste de Ruanda. Creció rodeado de fuentes de aguas termales naturales y para mantenerse con vida necesita un ambiente de barro cálido y húmedo.

El lirio de agua termal desapareció de su ambiente natural en África en 2008 debido a la sobreexplotación en su hábitat. Pero sus semillas fueron conservadas en las instalaciones del jardín botánico, en las afueras de Londres.

Carlos Magdalena, científico del Kew Gardens, intentó cultivar la planta bajo el agua tal y como se cultivan estas especies, pero esto no dio resultado. Debió esperar varios meses hasta que generó las condiciones ideales de humedad y oxígeno para reproducirla.

En la actualidad el Kew Gardens, en donde los científicos trabajan para reintroducir a su hábitat natural cientos de especies, cuenta con un cultivo de más de 50 lirios de agua.

Las rosetas de este nenúfar pigmeo miden entre 10 y 20 centímetros de ancho, y en ellas se alojan flores blancas con hojas de menos de un centímetro de diámetro. Una planta diminuta si se compara con las hojas de la especie de nenúfar más grande del mundo, que alcanza los tres metros de diámetro.

"Nuestro personal se dedica a la conservación de las plantas y cuando se producen incidentes de este tipo es un duro golpe a la moral", dijo Richard Cebada, director de horticultura de Kew.

"Nos tomamos el robo de nuestra colección científica invaluable de plantas muy en serio", agregó.

La policía emitió un llamado para rastrear la planta mientras algunos medios de comunicación publicaron los números de contacto de los investigadores para quienes quisieran colaborar con la investigación.