• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Denuncian que EE UU espía con falsas antenas de telefonía en aviones

Gráfico del Wall Street Journal sobre cómo opera el programa secreto de vigilancia | BBC Mundo

Gráfico del Wall Street Journal sobre cómo opera el programa secreto de vigilancia | BBC Mundo

Estos aparatos, apodados dirtboxes o cajas sucias, pueden recabar información de cientos de miles de usuarios en un sólo vuelo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El diario estadounidense Wall Street Journal publicó el jueves un informe en el que asegura que una agencia del departamento de Justicia de Estados Unidos está espiando información de miles de teléfonos de usuarios utilizando falsas torres de telefonía a bordo de aviones.

El diario cita a fuentes cercanas a la operación, según las cuales el programa, puesto en práctica por el servicio de US Marshalls desde 2007, utiliza aviones Cessna que vuelan desde al menos cinco aeropuertos estadounidenses.

Estas aeronaves usan unos aparatos producidos por Boeing que imitan lo que hacen las torres de telefonía que utilizan las grandes compañías de telecomunicaciones.

Estos aparatos, apodados dirtboxes o cajas sucias, pueden recabar información de cientos de miles de usuarios en un sólo vuelo.

El periódico cita a las fuentes cercanas al programa diciendo que esos vuelos ocurren con frecuencia.

¿Violación de privacidad?

El diario describe el programa como "una búsqueda de alta tecnología de sospechosos criminales que está afectando a un gran número de estadounidenses inocentes".

Según dice en el artículo, las fuentes aseguran que el aparato decide qué teléfonos de los detectados le pertenecen a los sospechosos e ignora la de los celulares de los no sospechosos.

De esta manera, el departamento de Justicia no tiene que recurrir a las compañías telefónicas para localizar a los sospechosos, dijeron las fuentes citadas por el diario.

Según el informe de Wall Street Journal un funcionario del departamento de Justicia no confirmó ni negó la existencia del programa, argumentando que no querría darle información ni a sospechosos ni a gobiernos extrajeros sobre su capacidad de vigilancia.