• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Cuántas calorías tiene el alcohol?

Expertos aseguran que una copa de vino tiene aproximadamente 200 calorías, tantas como un pan dulce / Foto: Thinkstock

Expertos aseguran que una copa de vino tiene aproximadamente 200 calorías, tantas como un pan dulce / Foto: Thinkstock

Médicos del sector público de Reino Unido aseguran que la mayoría de la población es “felizmente inconsciente” de cuánto engorda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si quieren conocer el contenido calórico de los alimentos, no tienen más que leer las etiquetas. La mayoría de ellas incluso desglosa los carbohidratos que tiene el producto, cuántos de estos son azúcares, la grasa total y la saturada en particular.

¿Pero cómo saber cuánto engordan las bebidas alcohólicas?

Según la FDA, la Agencia de Alimentos y Drogas de Estados Unidos, hay que calcular 7,07 calorías por gramo de alcohol.

Para que el tener que hacer multiplicaciones no sea excusa, pero sobre todo como medida para luchar contra la obesidad, la Real Sociedad de Salud Pública (RSPH, en inglés) de Reino Unido propone incluir esta información en las etiquetas de las bebidas alcohólicas.

Los médicos del sector público defienden el planteamiento argumentando que "la mayoría de la población es felizmente inconsciente" de cuánto engorda el alcohol.

Un vaso de vino, por ejemplo, tiene 200 calorías, "tantas como una dona o un pan dulce", señalan.

Medida contra la obesidad

La Organización Mundial de la Salud advirtió el año pasado que la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a en el mundo.

Según datos publicados en marzo de 2013, cada año mueren, como mínimo, 2,6 millones de personas a causa del sobrepeso.

"Un millardo de adultos tienen sobrepeso. Si no se actúa, esta cifra superará los 1,5 millardos en 2015", advirtió la OMS.

Además, la máxima autoridad sanitaria internacional señaló que "aunque anteriormente se consideraba un problema confinado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos".

En ese sentido, la ministra de Salud Pública británica, Jane Ellison, indicó que se han logrado avances en la lucha contra la obesidad con el etiquetado de los alimentos, y sugiere que la medida también debería aplicarse a las bebidas con alcohol.

Ya que la RSPH considera que 10% de las calorías que consume un adulto proviene del alcohol.

Hasta ahora, según las normas de la FDA y la Unión Europea éstas no requieren de etiquetas de información nutricional. Aunque la Comisión Europea está considerándolo.

Reducir consumo

Antes de hacer la propuesta, la Real Sociedad de Salud Pública llevó a cabo un experimento en un bar.

Y comprobó que la gente a la que se informaba sobre el contenido calórico de lo que estaban bebiendo terminaban consumiendo 400 calorías menos; bebiendo menos, a fin de cuentas.

"Es que 80% de los adultos no tienen ni idea de las calorías que tiene lo que beben. Y los que creen que lo saben subestiman la cantidad", aseguró a la BBC Shirley Cramer, la directora ejecutiva de la RSPH, basándose en un estudio previo.

Por ello, cree que incluir las calorías en el etiquetado puede ayudar "no sólo a reducir cintura, también a reducir el consumo de alcohol".

Industria "abierta a discusión"

Ante la propuesta de los médicos del sector público, el Grupo Portman, que representa a los productores bebidas de Reino Unido, asegura que se toman las consecuencias de la bebida en la salud "muy en serio".

Y recuerda que provee de información sobre las calorías de las bebidas alcohólicas en la página web Drinkaware.co.uk.

"Los productores de bebidas pueden tener un papel clave a la hora de informar y educar a los consumidores y estamos abiertos a nuevas discusiones sobre la información de calorías", expresó el grupo en un comunicado.

"Sin embargo, es esencial que sea la información sobre el contenido de alcohol y no sobre el contenido de calorías la que prime".

Por su parte, Jackie Ballard, la directora ejecutiva de Alcohol Concern, una asociación que trabaja en la concienciación de los efectos del consumo de alcohol, cree que "es necesario hacer más para advertir del contenido calórico del alcohol y su perjuicio general".

"Si vas a cualquier tienda, encontrarás el contenido de calorías, grasas, azúcares y demás en los envases de comida. No vemos por qué con el alcohol tiene que ser distinto", dijo.