• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Crean lentes que impiden el reconocimiento facial

La visera fue desarrollada en Tokio para engañar al software de reconocimiento facial / BBC

La visera fue desarrollada en Tokio para engañar al software de reconocimiento facial / BBC

La visera fue desarrollada en Tokio para engañar al software de reconocimiento facial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los lentes grandes y cuadrados no necesariamente son el último grito de la moda, pero para quienes necesiten pasar desapercibidos, podrían ser la solución ideal.

Científicos del Instituto Nacional de Informática de Tokio crearon unos anteojos diseñados para frustrar las cámaras que utilizan software de reconocimiento facial.

El prototipo del dispositivo está equipado con una fuente de luz casi infrarroja, capaz de confundir al software sin afectar la visión del usuario.

Cada vez se utilizan más programas de reconocimiento facial, en especial como herramienta de las fuerzas de orden público, pero también lo utilizan las tiendas y están disponibles en redes sociales.

Tal como explica el profesor Isao Echizen, "como resultado de los avances en la tecnología de reconocimiento facial en las imágenes de Google, Facebook, etcétera, y la popularización de terminales portátiles que adjuntan fotos con información fotográfica (geotags)... ahora se requieren medidas esenciales para prevenir la invasión de la privacidad causada por fotografías que se toman en secreto y se captan de forma no intencional en las imágenes de cámaras".

La luz casi infrarroja "añade ruido a las imágenes fotográficas sin afectar la visibilidad humana" dice.

Maniquí "espía"

Se han creado maniquíes que registran la edad y género de visitantes en tiendas.

El profesor Echizen afirma que los lentes, que se conectan a un abastecimiento de energía en un bolsillo, tendría un precio razonable. Pero hay alternativas más simples.

Un maquillaje espeso o una máscara también funcionarían, así como también inclinar la cabeza en un ángulo de 15 grados, lo cual engaña al software para que piense que la persona no tiene rostro, según una guía en internet producida por el grupo de hackers Anonymous.

En septiembre, después de una revisión llevada a cabo por el comisionado de protección de datos de Irlanda, Facebook suspendió su herramienta de reconocimiento facial que identificada a usuarios en fotos y sugería ponerles etiqueta.

En noviembre se informó que algunos maniquíes en tiendas estaban recogiendo datos de compradores utilizando software de reconocimiento facial.

El llamado maniquí EyeSee registra la edad, género y raza de los transeúntes por medio de una cámara escondida en un ojo.