• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Crean delgado vidrio casi tan resistente como el acero

El nuevo material podría usarse para las pantallas de celulares... / Thinkstock

El nuevo material podría usarse para las pantallas de celulares... / Thinkstock

El ingrediente clave que le confiere estas características es la alúmina, un óxido de aluminio que se emplea en plásticos y pinturas y es conocido por su dureza 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

¿Cuántas veces al día se te cae el celular al piso? La mayoría de las veces son caídas con suerte: lo recoges con cara de pánico que se transforma en expresión de alivio cuando te das cuenta de que no le pasó nada.

Pero en ocasiones -y quizá ya te haya pasado- la pantalla se raya o se hace trizas. Y cambiarla suele costar un dineral.

Ahora, un equipo de científicos en Japón desarrolló un vidrio ultrarresistente que promete acabar con esta pesadilla.

Este nuevo material es delgado y duro.

El ingrediente clave que le confiere estas características es la alúmina, un óxido de aluminio que se emplea en plásticos y pinturas y es conocido por su dureza.

El material tiene el potencial de aumentar la durabilidad de los vidrios que se usan en las ventanas de los edificios, en los autos y en las pantallas de los celulares y otros dispositivos electrónicos.

El equipo de investigadores de la Universidad de Tokio y del Instituto de Investigación de Radiación Sincrotrón, en Japón, publicaron el resultado de sus estudios en la revista Scientific Reports.

 

Casi tan duro como el acero

El material pertenece a la categoría de los óxidos de vidrio que consisten mayormente en dióxidos de silicio que aumentan su resistencia con alúmina.

En el pasado, los intentos por incrementar la cantidad de alúmina resultaron en fracaso porque la mezcla acababa cristalizándose cuando se la vertía en un contendor, evitando que se formara el vidrio.

Lo novedoso en este caso es la técnica que usaron para crearlo.

Atsunobu Masuno, del Instituto de Ciencias Industriales de la Universidad de Tokio, y sus colegas, sintetizaron los elementos químicos en el aire con un proceso que se conoce como técnica de levitación aerodinámica.

Mediante la aplicación de oxígeno empujaron a los ingredientes hacia el aire y luego los derritieron con láser.

El resultado fue un vidrio incoloro, transparente y extremadamente duro.

Una propiedad, llamada módulo de Young, que indica el nivel de rigidez mostró que este nuevo material es más rígido que algunos metales y casi tanto como el acero.

Otra propiedad mecánica, denominada dureza de Vickers, resultó comparable con los valores más altos registrados anteriormente para los óxidos de vidrio.

Una de las grandes ventajas de este nuevo vidrio es que pese a ser resistente es muy delgado, y esto lo hace ideal para los dispositivos electrónicos pequeños que cargamos en el bolsillo.

"En breve crearemos una forma de producir este material de forma masiva", señaló Masuno. "Esperamos poder comercializar esta técnica dentro de 5 años", añadió el científico.