• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Conferencia Episcopal pide reformas políticas en Cuba

Monseñor Jose Felix Perez / AP

Monseñor Jose Felix Perez / AP

La iglesia católica de Cuba pidió que se acometa una reforma política, en conjunción con los cambios económicos que se están dando en la isla, en la primera pastoral que presentan los obispos en las últimas dos décadas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El documento presentado este lunes por la Conferencia Episcopal de Cuba urgió al gobierno a iniciar una apertura política que incluya "el derecho a la diversidad de pensamiento, a la creatividad y la búsqueda de la verdad".

La carta pastoral titulada "La esperanza no decepciona", los religiosos aseguran que "así como está pasando en el aspecto económico una renovación o actualización de la legislación nacional en el orden político es esencial".

El secretario de la Conferencia Episcopal, José Félix Pérez, informó a la prensa que copia de la carta fue enviada a las autoridades cubanas y que la iglesia espera que "la carta sea leída con el mismo espíritu con el que fue escrita: constructivamente".

Hasta ahora no ha habido una reacción de parte oficial, aunque en el pasado el gobierno ha ratificado que cualquier cambio en el sistema político de Cuba y el monopolio del Partido Comunista está fuera de discusión.

Es la primera comunicación de este tipo desde 1993, cuando los obispos presentaron la pastoral "El amor todo lo espera", que generó una gran controversia por las críticas que dirigió al gobierno cubano en esa ocasión.

Sin embargo, este nuevo documento alaba el programa de reformas del presidente Raúl Castro, que incluye la autorización de pequeños negocios privados, el uso de celulares y el final de los impedimentos legales para viajar al exterior, entre otros puntos.

Pero la iglesia pide que se abra un diálogo entre los cubanos de diferentes posturas políticas, al tiempo que pidió el desmantelamiento del embargo económico que desde hace más de medio siglo mantiene EE.UU. contra la isla.

Aunque oficialmente solo el 10% de los cubanos se declaran católicos practicantes, cifra muy inferior a otros países latinoamericanos, la iglesia es vista como la única institución independiente, lo que le ha permitido actuar como interlocutor del gobierno en muchas oportunidades.