• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Compás de espera en el conflicto sirio

Obama anunció el sábado que consultará con el Congreso sobre la posibilidad de iniciar un acción militar en Siria / BBC Mundo

Obama anunció el sábado que consultará con el Congreso sobre la posibilidad de iniciar un acción militar en Siria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un compás de espera se abrió este domingo en la crisis siria, después de que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunciara que consultará al Congreso de su país la posibilidad de intervenir militarmente en esa nación.

La decisión de Obama -quien afirmó que se reserva el derecho de actuar sin importar la decisión de los parlamentarios- suscitó diferentes reacciones según el bando de que se trate.

Sin embargo, todos quedaron a la espera por lo menos otra semana, mientras Washington mueve las piezas de su ajedrez político, en busca de apoyo tanto dentro como fuera del país.

El primer movimiento lo hizo este mismo domingo el secretario de Estado John Kerry, cuando declaró que su país tenía evidencia de que el gas sarín había sido utilizado en un ataque en Damasco.

"Ahora tenemos evidencia, de muestras de cabello y sangre, de los primeros socorristas en atender la escena en Damasco (...) Tenemos trazas de sarín en sus muestras de cabello y de sangre", le dijo al canal NBC.

Kerry exhortó al Congreso a votar en favor de la acción militar.

Entretanto, Damasco volvió "al patrón usual de la guerra civil", acoplado con un "cierto sentido de alivio, como si la tensión se hubiera roto", según reportó el corresponsal de la BBC en la ciudad, Jeremy Bowen.

"Sin embargo, es seguro que la tensión vuelva a incrementarse a medida que se acerca la fecha del voto en el Congreso", indicó el periodista.

Con los ojos puestos en el 9 de septiembre

Eso significa una pausa de poco más de una semana: los integrantes del Congreso se reintegran el 9 de septiembre, tras el receso del verano.

Con todo, todo parece indicar que el Capitolio no se verá asistido en su toma de decisiones por un informe de Naciones Unidas: la Organización para la Prohibición de Armas Químicas, que efectuó la inspección en el terreno, informó que tomará al menos tres semanas analizar las muestras recogidas hasta este sábado por el equipo de especialistas en el terreno.

En Reino Unido, la oposición había pedido ver primero el informe antes de votar sobre la posibilidad de unirse a un ataque militar y el gobierno del primer ministro David Cameron terminó perdiendo la moción el jueves pasado.

Este domingo varios líderes políticos manifestaron que el Parlamento debería tratar de nuevo el tema, pero el canciller William Hague descartó la posibilidad sobre la base de que no puede volverse "cada semana" sobre algo que ya sido rechazado.

En Francia, el presidente Francois Hollande afirmó que su país no actuará solo en Siria, sino que esperará por la votación en el Congreso de EE UU.

El Parlamento francés discutirá el asunto este miércoles, pero observadores consideran improbable que sea sometido a votación.

Observadores comentaron que la experiencia británica muestra los dilemas que le presenta a un presidente recurrir al Parlamento en busca de apoyo de amplia base.

"Es problable que (Obama) gane la votación (...) Claramente piensa que lo hará. Pero también lo pensaba su amigo, David Cameron (primer ministro de Reino Unido)", escribió el editor de la BBC para América del Norte, Mark Mardell.

Dubitativo y confuso

Mientras, en el gobierno sirio la noticia de que no habrá ataque por ahora fue interpretado como una señal de debilidad por parte del gobierno estadounidense.

"El presidente Obama estaba claramente dubitativo, decepcionado y confundido cuando habló ayer (el sábado)", declaró el vicecanciller de Siria, Faisal Mekdad.

Mekdad, un político muy influyente en el gobierno sirio, exhortó al Congreso estadounidense a "mostrar sabiduría".

En declaraciones a la BBC, Mekdad afirmó que un ataque produciría más odio por Estados Unidos, debilitaría las instituciones internacionales, produciría más terrorismo y fortalecería a al Qaeda y sus aliados.

Por otro lado, un portavoz de alto rango de la coalición de oposición siria, Samir Nashar, manifestó su "decepción" por la demora en las acciones.

"Esperábamos que las cosas ocurrieran más rápido, que un ataque sería inminente", señaló Nashar, quien se mostró confiado, de todas formas, en que el Congreso aprobará la intervención de Estados Unidos.

Mientras tanto quedan las declaraciones públicas y los manejos detrás del telón. Y esperar.

Contenido relacionado