• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Colombia amenaza con denunciar a Venezuela en el Tribunal Penal Internacional

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos | EFE

Santos expresó que su país no acudirá a Unasur | EFE

El presidente Colombia Juan Manuel Santos aseguró que su país está dispuesto a presentar una denuncia por supuestos crímenes de lesa humanidad cometidos durante la deportación de colombianos a raíz de la crisis en la frontera 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una alocución televisada la noche del martes, el presidente Santos anunció la estrategia diplomática de su país luego que no consiguiera suficientes votos en la Organización de Estados Americanos (OEA), para convocar una reunión de cancilleres que deba la crisis.

"¿Dónde está la región?", se preguntó Santos y advirtió: "Si no nos oyen en un escenario… ¡iremos a 100 más! Si se cierra una puerta… ¡llamaremos a mil!".

El mandatario colombiano explicó que el fiscal general de la Nación está considerando presentar "una denuncia ante el Tribunal Penal Internacional contra miembros de la cúpula civil y militar del gobierno venezolano que podrían ser responsables por crímenes de lesa humanidad consagrados en el Estatuto de Roma".

Además anunció que su país no acudirá a la Unasur (Unión de Naciones Suramericanas), aunque en un primer momento había considerado llevar el tema a ese foro multilateral.

Santos dijo que la canciller María Ángela Holguín irá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ante el secretario general de Naciones Unidas, el Alto Comisionado de Derechos Humanos en Ginebra, y ante la Organización Internacional de Migraciones.

"Guetos nazis"

soldados venezolanos

Maduro ordenó el despliegue de militares en Táchira tras declarar el estado de emergencia en la región.

Como había hecho días atrás el expresidente Álvaro Uribe, Santos comparó la actual situación con la Alemania de la Segunda Guerra Mundial.

"Al igual que en los guetos nazis, se han marcado las casas de las familias con una 'D', para luego demolerlas", dijo.

Hace unos diez días el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el cierre de la frontera entre el estado venezolano Táchira y el departamento Norte de Santander, y luego declaró el estado de emergencia en las zonas fronterizas.

Le siguió la deportación en pocos días de más de 1.000 colombianos, a los que se sumaron más de 7.000 que salieron por miedo a ser expulsados o a represalias.

Maduro dice que está intentando combatir a "paramilitares" colombianos que operan en su país y frenar el contrabando hacia Colombia.

Hasta ahora, las vías diplomáticas no han dado resultado para resolver esta crisis, en la que Colombia se está cuidando de no elevar el discurso a un punto que pueda generar una reacción encendida del otro lado, aunque ya llamó a consultas a su embajador en Caracas, gesto que fue imitado por Venezuela.