• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Científicos de Estados Unidos logran penetrar un lago antártico

Imagen capturada in situ por la cámara de Wissard / BBC

Imagen capturada in situ por la cámara de Wissard / BBC

El equipo logró perforar el hielo, cuyo espesor es de aproximadamente 800 metros

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un intento estadounidense de llegar a Whillans, un lago enterrado a una profundidad de casi 1 km bajo el hielo antártico, alcanzó su objetivo con éxito.

Los científicos informaron el domingo que los sensores de su sistema de perforación detectaron un cambio en la presión, indicando que habían hecho contacto con el lago.

El proyecto Whillans hace parte de una serie de iniciativas emprendidas en los últimos años con el fin de investigar los lagos enterrados bajo la Antártida.

Una misión nada fácil. En diciembre, un equipo británico abandonó su proyecto de llegar al lago Ellsworth tras enfrentarse a dificultades técnicas.

El lago Whillans está ubicado en el oeste de la Antártida, al sureste del Mar de Ross.

Es un denso sistema de corrientes, casi como un delta, que abarca unos 60 kilómetros cuadrados. El cuerpo líquido es bastante superficial, es decir, está a pocos metros de profundidad.

El equipo de perforación ha estado utilizando un taladro de agua caliente para derretir un agujero de 30 cm de diámetro a través del hielo subyacente.

El plan, ahora que el agujero es seguro, es bajar las herramientas necesarias para obtener muestras y sensores para después estudiar el lago, sus propiedades y su entorno.

Algunas de las muestras serán evaluadas directamente en el sitio, mediante laboratorios temporales ubicados en la superficie del hielo, y otras serán entregadas a universidades asociadas para un análisis más riguroso.

Según el blog Wissard, el espesor del hielo subyacente es de 801m, cifra que concuerda con las estimaciones realizadas a partir imágenes sísmicas.

Universo subglacial

El agua líquida bajo la capa de hielo de la Antártica tiene una influencia directa en su movimiento. Hay más de 300 cuerpos de agua subterráneos identificados en el continente blanco.

Se mantienen en estado líquido gracias al calor geotérmico y la presión, y forman parte de una gran red hidrológica y dinámica ubicada bajo la capa de hielo.

Algunos de los lagos están conectados, e intercambian agua.

Otros pueden estar totalmente aislados, y el agua podría haberse estancado en esos lugares desde hace miles o millones de años, lo que significa que probablemente alberguen microorganismos desconocidos para la ciencia moderna.

La profundidad del lago Whillans no es tan grande como la de Vostok (4 km) o Ellsworth (3 km), y su agua se intercambia con frecuencia debido a las corrientes subyacentes.

El gran interés de los científicos por estudiar los sistemas hidrológicos subglaciales de la Antártida se debe en parte a que el agua líquida bajo la capa de hielo tiene una influencia directa en su movimiento (el hielo sobre el lago Whillans se mueve a unos 300 metros por año).

Esta información se debe tener en cuenta a la hora de diseñar medidas que ayuden a lidiar con los efectos del calentamiento global.

Explorar entornos subglaciales también puede proporcionarnos una idea del potencial de habitabilidad de algunas lunas en el Sistema Solar.

Europa, satélite de Júpiter, y Encelado, que orbita Saturno, tienen grandes volúmenes de agua líquida enterrados bajo sus cortezas congeladas.

Los astrobiólogos piensan que estas lunas pueden albergar microrganismos extraterrestres.

El doctor David Pearce, del proyecto británico Ellsworth, calificó el avance en el lago Whillans de "emocionante".

"Siempre he pensado que estos proyectos son muy complementarios", le dijo el investigador del British Antarctic Survey a la BBC.

"El proyecto de Ellsworth tuvo lugar en las montañas transantárticas, en el punto más alto. Vostok está ubicado en la Antártida Oriental, y el proyecto fue Whillans está hacia la costa en una región del delta. La unión de los tres proyectos resultará en una mayor comprensión de lo que sucediendo bajo el hielo", explicó.

"Tendremos que esperar a ver lo que encuentran en Whillans, pero no me sorprendería que se descubran organismos marinos o evidencias de incursión marina. Si Whillans está abierto al sistema marino, está abierto a la incursión", señaló.