• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Christine: la verdadera historia de un suicidio televisado en directo

La película "Christine"  se inspiraron en el perfil psicológico de Chubbuck | foto: BBC Mundo

La película "Christine" se inspiraron en el perfil psicológico de Chubbuck | foto: BBC Mundo

La actriz inglesa Rebecca Hall es la protagonista del filme inspirado en la reportera Christine Chubbuck

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una imagen perturbadora apareció en las pantallas de los televisores de Sarasota, Florida (Estados Unidos) durante la mañana del 15 de julio de 1974.

"Para continuar con las políticas del canal 40 de traerles lo último en sangre y sesos, verán otra primicia: un intento de suicidio".

La reportera de 29 años Christine Chubbuck pronunció estas palabras en directo y durante su programa de televisión en el canal 40, para luego dispararse con un revolver detrás de una oreja y fallecer horas después en el hospital local.

El evento, que conmocionó a la ciudad y pronto a todo el país, se convirtió en el primer y único suicidio televisado en directo en los Estados Unidos.

Cuarenta años después, la trágica historia de la joven periodista vuelve a ser el centro de atención.

La película "Christine", protagonizada por la actriz inglesa Rebecca Hall y el documental "Kate Plays Christine" se inspiraron en el perfil psicológico de Chubbuck.

Ambos filmes forman parte de la selección oficial del reconocido festival de cine independiente Sundance, que clausura esta semana en la ciudad de Park City, Utah (EE.UU.).

¿Quién era Christine Chubbuck?

La carrera profesional de la presentadora nacida en Hudson, Ohio (EE.UU.) parecía subir rápidamente y con éxito.

A los 29 años, ya lideraba un programa de televisión que se transmitía los domingos por la mañana en el canal 40 de la cadena WXLT TV (ahora llamada WWSB/Canal 7).

Sus compañeros la describieron como "talentosa y entusiasta" en la noticia sobre su muerte publicada en el diario local Herald Tribune.

Justo antes de su fallecimiento, había sido ascendida como directora de asuntos públicos de la compañía.

Pero un día, Chubbuck hizo un comentario que alarmó a uno de sus colegas.

El periodista Rob Smith señaló al Herald Tribune que ocho días antes del suicidio, la periodista le contó que había comprado un revólver.

Cuando le preguntó a Chubbuck por qué lo hizo, su respuesta fue: "He pensado en traerla al programa y volarme los sesos en directo".

"Era una chica problemática, pero también era muy joven. Todos éramos jóvenes", dijo a BBC Mundo su antiguo colega Steve Newman, quien con 21 años fue productor de su espacio televisivo y renunció al canal tres meses antes del fatal episodio.

Y es que la reportera no solo era una profesional competitiva, sino que también pasaba por severos períodos de depresión, según afirmó su madre, Margretta Chubbuck, a diferentes medios de comunicación en aquel momento.

"Verán una primicia"

El entonces director de noticias del canal, Mike Simmons, declaró a los medios locales que encontró un guión con salpicones de sangre en el set de televisión donde cayó Chubbuck después del incidente.

La periodista había estructurado el programa entero, incluido el momento del suicidio, e incluso escribió el reporte posterior que se daría en el noticiero sobre su "rápido traslado al hospital, donde permanecería "bajo un crítico estado de salud".

La policía embargó la cinta de video original como parte de la investigación, pero luego la cedieron a sus familiares, quienes decidieron destruirla.

"Ella pudo haber tenido una enfermedad mental, pero ¿por qué tuvo que hacerlo así? Asustó a niños y familias que veían la tele en ese momento", señaló Newman a BBC Mundo.

A pesar de los intentos de la familia por dejar el episodio en el pasado, la muerte de Chubbuck continuó reviviendo en documentales y reportajes periodísticos.

La reconocida autora del diario estadounidense The Washington Post, Sally Quinn, escribió un largo perfil sobre la periodista el mismo año de su muerte, y la película ganadora del Oscar "Network" (1976) se basó parcialmente en su historia.

Recrear el shock

Cuatro décadas después, el estreno de la película "Christine" y del documental "Kate Plays Christine" -de los directores Antonio Campos y Robert Greene respectivamente- en el marco del festival de Sundance es mera casualidad, según señalaron ambos.

Aunque un proyecto es de ficción y el otro es un documental que está centrado en la preparación de una actriz para el papel de Christine Chubbuck, los dos coinciden en que es pertinente seguir contando la historia de la presentadora.

"Solo tienes que leer un periódico o ver un noticiero y notarás que lo que aparece es terrible. Ese concepto de publicar sensacionalismo empezó en la década de los 70. Y Christine fue una manifestación de ese problema en aquella época", señaló Campos al Instituto Sundance.

Algunos medios reseñaron en aquel entonces que Chubbuck estaba molesta por el viraje editorial del canal, que insistía en mostrar imágenes fuertes o violentas para subir los niveles de audiencia.

Para su antiguo colega y actual presentador del clima en el mismo canal Steve Newman, los nuevos filmes no harán sino "revivir un evento profundamente doloroso".

"No es que quieran enfocarse en Christine como profesional. Al final todo se reduce al suicidio que cometió en televisión en directo", dijo Newman a BBC Mundo.

Pero el crítico de cine de la revista especializada Variety Peter Debruge vio ambos filmes y no concuerda con tal declaración.

"La escena del suicidio en 'Christine' es la tercera antes del final del filme, y está elaborada de una forma muy sutil, desde el punto de vista del equipo técnico que vio el evento en directo desde la cabina de control", dijo a BBC Mundo.

"Han realizado, a partir de la información limitada que hay sobre ella, un retrato sincero y convincente de una mujer ambiciosa, con problemas físicos y emocionales".

El documental, por otro lado, "tiene muy poco de su vida", y se concentra en retratar la dificultad de una actriz en interpretar a una mujer compleja, añadió Debruge.