• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

El asesor del Che que contrató Maduro para renovar su gobierno

Orlando Borrego se ha dedicado a la escritura y la academia últimamente

Orlando Borrego se ha dedicado a la escritura y la academia últimamente

Un hombre que fue tesorero, asesor y amigo de Ernesto Che Guevara llega a Venezuela a asesorar al presidente, Nicolás Maduro, en una "revolución dentro de la revolución"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se trata de Orlando Borrego, un cubano que cuando tenía 21 años entró a las filas del frente que lideraba el líder revolucionario argentino en las montañas de la isla, hace poco más de medio siglo.

Después del triunfo de la revolución cubana, en 1959, Borrego se convirtió en uno de los hombres fuertes dentro del gobierno cubano, sobre todo en el ámbito económico.

Y ahora, que Venezuela se encuentra en la peor situación económica en décadas, con una unflación del 60% y un desabastecimiento de productos cada vez más alto, el exguerrillero y hoy profesor de economía viene a ayudarle a Maduro a recomponer sus fichas para hacerle frente a la crisis.

"Borrego fue un funcionario leal y como persona es muy buen tipo, consagrado a los principios de la revolución socialista, e incorruptible", le dice a BBC Mundo el biógrafo de Guevara, el estadounidense Jon Lee Anderson.
Renovación en tiempos de crisis

El gobierno de Maduro pasa por un momento definitorio, no solo porque la economía está en camino a una recesión, sino porque varios de los más cercanos asesores del difunto expresidente Hugo Chávez se han convertido en los críticos más acérrimos del heredero de la revolución venezolana.

A tres semanas del congreso del partido de gobierno, el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), las bases del chavismo parecen estar divididas entre bloques, algunos más radicales que otros.

La división venía de meses atrás, pero una dura carta supuestamente escrita por el saliente ministro de Planificación, Jorge Giordani, quien fuera el arquitecto del modelo económico socialista instalado por Chávez, dejó ver las grietas.

Maduro y sus partidarios respondieron a las críticas con un llamado a la lealtad y anunciaron una reestructuración del gobierno, para la cual el cubano Borrego ha sido elegido como cerebro.

"Orlando Borrego (...) está incorporado para hacer una revolución total y profunda en la administración pública y en la administración del estado", dijo Maduro el martes en su programa de radio y televisión.

Y, con ello, los rumores sobre las rotaciones ministeriales se han disparado.
De campesino a guerrillero a ministro

Borrego, también conocido como "Vinagreta", nació en la pronvincia de Holguín, en Cuba, como el séptimo hermano de una familia cuyo padre era taxista y madre, profesora.

Cuando joven trabajaba por las noches después de estudiar contaduría, hasta que se enfiló en el frente de Guevara en las montañas del Escambray.

En el libro de Anderson Una vida revolucionaria, Borrego dice que más que socialista o comunista, su devoción era por líderes revolucionarios como Castro y Guevara.

"Queríamos una revolución que fuera justa, que fuera honrada, en función de los intereses del país, pero de comunismo nada", le dijo al periodista de la revista The New Yorker.

Socialista crítico

Ya con Castro en el poder, Borrego fue nombrado asesor de Guevara en el ministerio de Industrias.

Antes de salir a Bolivia, donde murió a manos del ejército de ese país, El Che le dejó encargada a Borrego su famosa crítica de la política económica soviética, un libro que según Anderson "Fidel no lo dejó publicar hasta años muy recientes".

Tras la muerte de Guevara en 1967, Borrego estuvo en varios ministerios en cargos directivos, entre ellos el del Azúcar.

Y fue ahí cuando Castro lanzó, en 1970, su proyecto de la zafra de los 10 millones, para reimpulsar la entonces empobrecida economía cubana, que consistía en producir 10 millones de toneladas de azúcar, el principal rubro de exportación del país.

"El entonces viceministro Borrego se le encaró a Fidel, le dijo que eso era una locura, que el país no estaba preparado para eso", le dice a BBC Mundo un periodista cubano que pidió no revelar su identidad.

"¿Y cuál fue la consecuencia? Lo pulverizaron, hasta en la prensa se mofaban de él", cuenta.

El proyecto de la zafra de los 10 millones finalmente no cumplió los objetivos: produjo 8 millones de toneladas de azúcar.

Últimamente Borrego, de 78 años de edad, se ha dedicado a escribir y dar clases.

Aunque también, según Anderson, "en los últimos años ha sido infrautilizado como asesor de los ministros de transporte y de turismo".

Y añade: "Es un incondicional cuadro de la revolución. Es cercano a Fidelito, el hijo mayor de Fidel, así como a Raúl (Castro) mismo".

Un incondicional de la revolución cubana que viene a Venezuela, según Maduro, a hacer una revolución dentro de la revolución bolivariana.