• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Chávez, mito versus realidad

Hugo Chávez / Foto: Prensa Miraflores

Hugo Chávez / Foto: Prensa Miraflores

Dictador" para sus detractores y "salvador de los pobres" para sus seguidores, se ganó todo tipo de calificativos durante sus 14 años de mandato

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hugo Chávez fue sin duda un hombre de extremos. En los 14 años que fue presidente de Venezuela, lo llamaron desde dictador hasta salvador de los pobres.

Pero ambas calificaciones surgen de mitos, según analistas independientes, y son una señal de las pasiones encontradas que desató el líder venezolano.

Y, por cierto, también reflejan una tendencia común de simplificar las opiniones sobre un político y militar como Chávez, con una trayectoria compleja y a veces contradictoria.

Por ejemplo, su retórica contra el "imperio" estadounidense lo convirtió para muchos en el principal rival de Washington en la región, pero bajo su gobierno Venezuela también fue un abastecedor seguro de petróleo a la potencia del norte.

"El gran socio comercial de Venezuela es Estados Unidos", señaló Marcelo Coutinho, profesor de relaciones internacionales la Universidad Federal de Río de Janeiro y el Instituto Universitario de Investigaciones de la misma ciudad.

La acusación de dictador endilgada con frecuencia a Chávez fue rechazada por Coutinho, que es especialista en América Latina .

"El régimen político en Venezuela sigue siendo una democracia, porque la oposición puede vencer en las elecciones", dijo.

"Chávez y las personas que lo acompañan tienen perfiles autoritarios. (…) Pero eso no significa que el régimen político sea autoritario", indicó.

Chávez llegó al poder en 1999 electo en comicios nacionales y tras una reforma constitucional fue reelecto tres veces, la última en octubre de 2012, para impulsar su proyecto socialista y, según sus seguidores, profundizar la democracia venezolana.

Pero en lugar de esto sus críticos suelen recordar que en 1992 intentó un golpe de Estado y señalan que su presidencia concentró el control de las instituciones públicas sin respetar la independencia de poderes.

La idea de un Chávez dictatorial "se debe más bien a la falta de conocimiento de cuáles son las distintas formas de autoritarismo", sostuvo Marta Lagos, directora ejecutiva de la encuesta regional Latinobarómetro.

Michael Shifter, presidente del Diálogo Americano, un centro de análisis regional con sede en Washington, afirma que Chávez "fue un líder con tendencias autoritarias y autocráticas".

"Pero llamarlo dictador es exagerado porque él ha tenido muchas elecciones, fue elegido legítimamente, y no creo que haya habido fraude", añadió.

Según el Banco Mundial, entre 2003 y 2011 la pobreza en Venezuela se redujo a la mitad (de 62,1% a 31,9%).

Shifter también rebatió la noción de que Chávez fue un salvador de los pobres, aunque aclaró que está fuera de cuestión el hecho de que tuvo una preocupación particular por los que poseen menos.

"Lo que pasa es que él fue un líder con una gran oportunidad para ser un revolucionario de verdad en Venezuela y transformar la situación de los pobres", dijo. "Y no la aprovechó".

No obstante, cifras del Banco Mundial señalan que entre 2003 y 2011 la pobreza en Venezuela se redujo a la mitad (pasó de 62,1% a 31,9% en ese período), mientras la extrema pobreza caía 70%.

Esta reducción fue el resultado de políticas sociales que el gobierno de Chávez aplicó con dinero del petróleo, que también ampliaron la cobertura de salud entre la población y la cantidad de estudiantes en las aulas.

Los mismos programas sociales fueron una carta de triunfo electoral para Chávez. Su rival en los comicios de octubre de 2012, Henrique Capriles, prometió en la campaña que en lugar de eliminarlos los mejoraría.

Pero Coutinho afirmó que estos cambios promovidos por Chávez "tienen poquísimo carácter estructural (y) mañana, si pasa algo, todo eso se pierde".

"Por otro lado, hay un avasallador aumento de la violencia que afecta sobre todo a los pobres y principalmente una inflación que corroe el poder adquisitivo de los más pobres", sostuvo. "Por eso es un mito".