• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

¿Cómo llegó a "El Chapo" una de las armas de la fallida operación de EE UU?

"El Chapo" Guzmán se queja de maltrato en la cárcel | Foto: BBC / AFP

"El Chapo" Guzmán | Foto: BBC / AFP

Las autoridades mexicanas no hicieron comentarios con respecto a la situación irregular 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las conexiones de Joaquín "El Chapo" Guzmán con Estados Unidos vuelven a la primera plana de la actualidad.

El Departamento de Justicia estadounidense confirmó que una de las armas decomisadas a "El Chapo" durante su captura el pasado enero formaba parte del operativo conocido como Rápido y Furioso.

Se trata de un fallido programa, iniciado por las autoridades de EE.UU. en noviembre de 2009, para rastrear 2.500 armas vendidas de manera encubierta a narcotraficantes mexicanos.

Parte de los cargamentos se entregaron al Cartel de Sinaloa, encabezado entonces por Guzmán.

La Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de EE.UU. (ATF por su nombre en inglés), encargada de la operación, perdió el control sobre el destino final del arsenal.

Tiempo después las armas se vincularon con diferentes hechos criminales, entre ellos la muerte de dos agentes de seguridad estadunidenses.

Ahora se confirmó que uno de los fusiles, calibre .50, fue encontrado en la casa donde "El Chapo" fue detenido en Los Mochis, Sinaloa, en el noroeste de México.

En esa operación de captura, el 8 de enero de 2016, la Secretaría de Marina mexicana confiscó 19 armas que fueron revisadas por la ATF para verificar su procedencia.

No está claro cuál fue el camino del fusil Barret que tenía el capo, aunque según dijo el Centro de Integridad Pública al semanario Riodoce el arma pudo haber ingresado a México por la fronteriza Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua.

Las autoridades mexicanas no hicieron comentarios sobre el tema.

Historia del escándalo

La confirmación sobre el origen del arma confiscada a "El Chapo" se realizó en una carta enviada el pasado 15 de marzo al Congreso de EE.UU. por el subprocurador general Peter Kadzik.

En el documento el funcionario señala que la ATF y el Departamento de Justicia "lamentan profundamente que las armas de fuego asociadas con el Operativo Rápido y Furioso hayan sido utilizadas por criminales en la perpetración de crímenes violentos".

Es un capítulo más del escándalo revelado en 2011 por medios estadunidenses, quienes entrevistaron a uno de los agentes que participaron en el programa.

La estrategia consistía en hacerse pasar por traficantes de armas y contactar a bandas de narcotráfico para venderles su mercancía.

Casa donde fue recapturado El Chapo Guzmán 

Foto: BBC Mundo 

Los fusiles contaban con dispositivos ocultos para rastrearlos y ubicar a quienes las adquirían.

Pero a muchas de estas armas se les perdió el rastro, hasta que una fue identificada en un tiroteo en diciembre de 2010, en el que murió el agente de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. Brian Terry.

Meses después, en febrero de 2011, el cartel de Los Zetas atacó a dos agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas de EE.UU. (ICE, por su nombre en inglés), en una carretera de San Luis Potosí, en el noreste de México.

Para leer la nota completa, haz clic aquí.