• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Brasil con nuevo DT para el Mundial 2014 y viejas dudas pendientes

Este jueves Luiz Felipe Scolari y Carlos Alberto Parreira fueron presentados como la gran esperanza de Brasil para coronarse campeón en el Mundial del que serán anfitrión

Este jueves Luiz Felipe Scolari y Carlos Alberto Parreira fueron presentados como la gran esperanza de Brasil para coronarse campeón en el Mundial del que serán anfitrión

Brasil ha decidido colocar en manos de dos viejos conocidos, los entrenadores Luiz Felipe Scolari y Carlos Alberto Parreira, una misión que muchos aquí creen tan difícil como obligatoria: ganar el Mundial de Fútbol en casa dentro de apenas un año y medio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La designación de Scolari y Parreira, ambos campeones del mundo como directores técnicos de Brasil en el pasado, fue anunciada oficialmente este jueves por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) en Río de Janeiro.

Scolari, de 64 años y más conocido aquí como Felipão, vuelve así al cargo de DT de la selección brasileña con el que ganó el Mundial de 2002, en sustitución de Mano Menezes, destituido la semana pasada.

“Tenemos la obligación de ganar el título”, dijo Scolari en la conferencia de presentación, aludiendo al Mundial de 2014 que Brasil disputará como local. “No somos favoritos ahora, pero pretendemos volvernos favoritos”, agregó.

Parreira, que fue entrenador de Brasil cuando el país logró el tetracampeonato del mundo en 1994, pasa a ser coordinador técnico de la selección, lo que en la práctica supondrá actuar como mano derecha de Scolari.

El nombramiento de la dupla fue visto con una mezcla de optimismo, ansiedad y confusión por los brasileños, desconformes con el rendimiento de su seleção a meses de la Copa de Confederaciones de junio, que también se disputará en Brasil como prueba para el Mundial.

“El hincha ve (el nombramiento) con simpatía, principalmente por la presencia de Felipão”, dijo Juca Kfouri uno de los más respetados analistas deportivos de Brasil.

“Pero esto representa de alguna manera la vuelta a un tipo de fútbol más pragmático, meramente de competición para vencer, como ambos hicieron en dos copas, y no recoloca al fútbol brasileño en un nivel que el amante del fútbol quisiera”, agregó.

Aplausos y críticas

La prensa brasileña informa en primeras páginas este jueves la decisión adoptada por el presidente de la CBF, José Maria Marin, y recoge reacciones a favor y en contra de la misma.

El diario O Estado de S. Paulo, que reveló la noticia el miércoles, señala que Scolari y Parreira tendrán “amplios poderes en el comando del equipo nacional”.

Entre las reacciones favorables incluye la del exastro del fútbol brasileño y actual diputado nacional, Romário de Souza Faria, diciendo que “gracias a Dios, esos incompetentes de la CBF acertaron por lo menos una vez”.

Pero también cita la crítica del exfutbolista Carlos Alberto Torres, capitán brasileño en el Mundial de 1974, quien recuerda que Scolari dejó la dirección técnica del Palmeiras este año poco antes de que el club paulista descendiera a la divisional B del fútbol nacional.

“No creo que el entrenador que mandó un equipo a la segunda división merezca ser el técnico de la selección”, dijo Torres según Estadao. “Técnico es igual a jugador: es cuestión de momento”.

“¿Hexa?”

El matutino Folha de S. Paulo, publica una entrevista con Marin donde dice que anticipó la designación prevista inicialmente para enero a pedido del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, y su secretario-general, Jèrôme Valcke.

“Me dijeron que el anuncio de Felipão y Parreira produciría una agenda positiva para (…) el sorteo de los grupos de la Copa de Confederaciones”, dice el presidente de la CBF en alusión al evento previsto para el sábado.

El diario carioca O Globo titula su sección deportiva con la gran pregunta del momento: “Tetra+Penta=¿Hexa?”, en referencia a los mundiales ganados por Parreira y Scolari respectivamente para Brasil.

Y señala que las dos selecciones exitosas dirigidas por ambos en 1994 y 2002 tenían en común “el rigor defensivo, la eficiencia de los contragolpes y el compromiso de usar el talento individual al servicio del colectivo”.

Otro diario carioca, O Día, publica en su portada una imagen manipulada de Scolari y Parreira que aparecen como Batman y Robin, bajo un título: “Directo del túnel del tiempo”.

“Presión”

Scolari y Parreira tienen desde ya una gran presión para alzar la copa del mundo en el estadio de Maracaná en julio de 2014 y enterrar para siempre la tragedia que fue para Brasil perder la final de 1950 en ese mismo escenario frente a Uruguay.

Muchos aquí consideran eso casi como un mandato histórico, pero las dudas respecto a si será posible aumentaron durante la era de Menezes al frente de la seleção entre julio de 2010 y noviembre de 2012.

En ese lapso fue difícil para el combinado brasileño entusiasmar a sus hinchas pese a tener astros como el joven Neymar. El equipo principal fue eliminado de la Copa América 2011 y la selección olímpica, también dirigida por Menezes, perdió la final de los juegos 2012 de Londres ante México.

La duda ahora es si Scolari y Parreira podrán revertir esto a tiempo, antes de que la ansiedad y los nervios se conviertan en el mayor rival de Brasil.

Kfouri negó que la dupla tenga “necesariamente” más posibilidades de éxito que Menezes, pese a sus conquistas del pasado.

“El trabajo de Mano Menezes este año era bastante aceptable: parecía que había encontrado un camino”, dijo el analista y criticó la forma “absolutamente desordenada” con que se decidió su remplazo.

El nuevo cuerpo técnico de Brasil tendrá un debut duro en febrero frente a Inglaterra, de visitante en Londres.

Consultado sobre la presión que tendrán sus futbolistas jóvenes, Scolari fue tajante en la conferencia de este jueves: “Si no quiere presión es mejor no jugar en la selección, vaya a trabajar al Banco do Brasil, en una oficina”, respondió.