• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Boicot en los Oscar: los actores no blancos que según los críticos deberían estar nominados

Los 20 actores y actrices que aspiran a ganar una estatuilla el 28 de febrero son blancos | Foto: BBC Mundo

Los 20 actores y actrices que aspiran a ganar una estatuilla el 28 de febrero son blancos | Foto: BBC Mundo

Cuatro especialistas del cine aseguraron que los actores Michael B. Jordan y Idris Elba han podido ser nominados varias veces a los premios de la academia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Por segundo año consecutivo, los 20 nominados en las categorías interpretativas de los premios Oscar son actores y actrices blancos de ascendencia europea.

Ante esto, son varios los que pusieron el grito en el cielo.

El más contundente a la hora de condenar la falta de diversidad entre los candidatos y en la temática de las películas fue el director de cine estadounidense Spike Lee.

Pero el sentimiento es más extendido, tal como quedó patente cuando el hashtag #OscarsSoWhite (Oscars tan blancos) se volvió tendencia mundial de la red social Twittertras las nominaciones para la 88º edición de los premios de la Academia de Cine Hollywood (AMPAS, por sus siglas en inglés).

Intérpretes negros ganadores del Oscar

  • 1963 - Sidney Poitier

  • 2001 - Halle Berry (única mujer)

  • 2001 - Denzel Washington

  • 2004 - Jamie Foxx

  • 2006 - Forest Whitaker

De hecho, según el análisis de la empresa de tendencias digitales Amobee Brand Intelligence, las ausencias más reivindicadas por los usuarios de las redes sociales fueron el actor Idris Elba, británico y negro, la cinta que protagoniza, "Beasts of No Nation", y la película "Creed", dirigida por Ryan Coogler, un afroamericano de 29 años.

¿Pero realmente merecían la nominación a los Oscar?

¿Qué otros actores, directores, guionistas o profesionales no blancos deberían aspirar a una estatuilla por su trabajo?

BBC Mundo se lo preguntó a cuatro especialistas en cine.

Gregorio Belinchón (España)

"Los que se quejan de la falta de diversidad en los Oscar tienen razón", dice a BBC Mundo Gregorio Belinchón, periodista experto en cine del diario español El País.

"Ya lo señaló el diario Los Angeles Times hace cuatro años en una investigación", explica.

"La mayoría de los académicos son hombres blancos, mayores, y las nominaciones son reflejo de sus gustos", añade.

"Llevan 10 años protestando, y ya se veía venir que si no nominaban a "Straight Outta Compton" para mejor película se iba a liar", asegura el periodista.

La cinta de F. Gary Gray, (titulada en español "Letras explícitas"), está basada en hechos reales y cuenta la subida al olimpo y la caída en desgracia del grupo de rap N.W.A., a Dr. Dre, Ice Cube, Eazy-E, MC Ren y DJ Yella.

La película se estrenó el 14 de agosto de 2015 y fue un éxito de taquilla, además de muy alabada por los críticos.

Sin embargo, solo ha sido nominada para mejor guión original.

"Es sorprendente que no esté nominada para mejor película, como no lo está tampoco "Carol"", dice Belinchón.

""Carol" es una película muy blanca, pero cuenta la historia de dos lesbianas", añade. "Y la Academia también es conservadora para eso".

Otra omisión imperdonable dice que es la de Samuel L. Jackson, quien según el periodista, debería competir por el Oscar al mejor actor secundario por su papel en "The Hateful Eight".

"Pero no solo faltan nominados negros, entre los actores tampoco hay asiáticos ni latinos", señala.

"Y en ese sentido también fue una sorpresa que no fuera nominada "El club"", dice.

La película chilena, dirigida por Pablo Larraín, obtuvo el Oso de Plata-Gran Premio del Jurado en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Leonardo García-Tsao (México)

El veterano crítico de cine Leonardo García-Tsao, quien fuera el director de la Cineteca Nacional de México entre 2006 y 2010, también cree que las protestas por la falta de diversidad en los Oscar están justificadas "en parte".

""Creed" y "Straight Outta Compton", dirigidas por negros y la segunda con un reparto completamente negro, fueron cintas elogiadas por la crítica y con muy buena prensa", comienza a explicar.

"Sin embargo, no fueron escogidas para competir por el premio a la mejor película", prosigue.

"Además, del reparto de "Creed" solo logró una nominación Sylverter Stallone, el único blanco", exclama.

Y Michael B. Jordan, quien también actúa en la película, se quedó sin nominación, aunque la merecía de acuerdo a varios expertos.

De hecho el director de "Creed", Ryan Coogler, un afroamericano de 29 años, ya había reivindicado más diversidad para la industria del cine cuando recogió el 6 de diciembre el premio Nueva Generación de la Asociación de Críticos de Los Ángeles.

Y el crítico también menciona la exclusión de Will Smith, quien en el film "Concussion" interpreta a Bennet Omalu, el doctor que descubrió el síndrome post contusión cerebral, una enfermedad que hizo que varios jugadores de la NFL (liga de fútbol americano de Estados Unidos) se suicidaran.

"Está claro que hasta ahora lo de los Oscar ha sido un juego de blancos", asegura el crítico del diario mexicano La Jornada.

Aunque subraya que hay seis latinoamericanos entre los nominados: los mexicanos Alejandro González Iñárritu, Emmanuel Lubezki y Martín Hernández, el colombiano Ciro Guerra, el chileno Gabriel Osorio y el brasileño Alê Abreu.

"Y "The Revenant" (del mexicano Iñárritu) es la película con más nominaciones", recuerda.

Además, opina que la falta de diversidad se da en los premios, pero no tanto en la industria.

"Hay muchos papeles para afroamericanos, sobre todo en la televisión", dice.

"El cine de Hollywood se ha diversificado, y están Salma Hayek y Demián Bichir, actores mexicanos que fueron nominados al Oscar, para atestiguarlo".

Gonzalo Maza (Chile)

Para el guionista y crítico de cine Gonzalo Maza, las críticas por la falta de diversidad entre los nominados a los premios Oscar se deben trasladar también a la industria.

Pero el hecho de que por segundo año consecutivo los 20 actores y actrices que aspiran a la estatuilla sean blancos es "un mal manejo político".

"El año pasado ocurrió lo mismo, y las críticas fueron duras, más cuando "Selma" no ganó el premio a la mejor película", recuerda el chileno.

La cinta cuenta la historia del político y activista Martin Luther King Jr. y se centra en la marcha de Selma a Montgomery, Alabama (EE.UU.), en 1965, para hacer campaña por el derecho al voto de los negros.

Fue nominada a mejor película en la anterior edición de los Oscar, pero solo se llevó el premio por la mejor canción.

Para el crítico chileno, una de las ausencias más notables en la lista de los nominados es Idris Elba. 

El actor británico, negro, protagoniza el largometraje "Beasts of No Nation".

Pero otros experto señalan que el no haber sido nominado no se debe a que sea negro, sino a que la película se estrenó en Netflix.

Según estos, la Academia es conservadora también para eso y solo nomina cintas hechas por estudios y para que sean exhibidas en cines.

Aún así, el propio Elba hizo recientemente un llamado a ampliar la diversidad.

"La Gran Bretaña de la que vengo es el país más exitoso, diverso y multicultural del mundo. Pero éste es mi punto: no lo sabrías de encender la televisión".

Por otra parte, Maza también destaca "el ninguneo a Quentin Tarantino".

"En términos estrictos Tarantino es un director blanco, pero su película "The Hateful Eight" es de una temática profundamente política y ahonda en el ADN, en los orígenes del racismo actual de EE.UU.", explica.

La cinta solo ha sido nominada a mejor cinematografía. Y Jennifer Jason Leigh competirá, gracias al papel que hizo en ella, por el premio a la mejor actriz de reparto.

Diego Lerer (Argentina)

"Me parece excesivo darle tanta importancia a los Oscar (...), pero entiendo que es una manera de que esas críticas se escuchen ya que se les pone mucha atención", dice a BBC Mundo el crítico argentino Diego Lerer.

Más que boicotear los premios, cree que hay que generar conciencia pero, sobre todo, cambiar las estructuras.

"De todos modos, no creo que deba haber un cupo ni nada similar", aclara.

"Me parece un exceso de corrección política que se termine votando por actores o películas afroamericanas por culpa, condescendencia o porque es políticamente correcto", dice.

"Tienen que hacerse más películas sobre minorías y por minorías y se las tiene que promocionar para que puedan competir. Aquí los estudios tienen tanta culpa como los miembros de la Academia".

Con ello, insiste en que el problema principal es el de la industria.

"Casi no hay ejecutivos de estudios que sean afroestadounidenses y que piensen que hay que hacer películas que sean para ese mercado y a la vez puedan competir por los premios", explica.

"Este año había tres y no mucho más", dice, refiriéndose a "Creed", "Straight Outta Compton" y "Concussion".

"De todos modos, no me parece tan escandaloso que no hayan quedado. No son obras maestras tampoco, no exageremos", matiza.

"Pero al no haber quedado (nominado) ningún actor de ninguna película tampoco, el asunto parece a propósito", reconoce.

"Los ejecutivos de marketing piensan que las películas para "minorías" son las de acción y las comedias y las de prestigio son las otras: "Room", "Brooklyn" y "Spotlight", por ejemplo, y que son blancas como la nieve", prosigue.

"Hasta que eso no cambie, puede haber alguna que otra nominacion suelta o una victoria un año u otro, pero no va a cambiar la industria".

Al preguntarle sobre los seis latinoamericanos nominados, contesta que el debate tiene que ver con los rubros principales.

"Lo demás es secundario. Iñarritu y Lubezki por ejemplo son mexicanos, pero no sé si les afecta. No son latinos estadounidenses, sino extranjeros, que es otro tema. Y "The Revenant" es con Leonardo DiCaprio, no con Gael García Bernal".