• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

5 razones por las que Barcelona fue mejor que Real Madrid en la Liga española

La nueva juventud de Messi se podría explicar por el efecto liberador que produce la presencia del uruguayo Luis Suárez

La nueva juventud de Messi se podría explicar por el efecto liberador que produce la presencia del uruguayo Luis Suárez

Tras un año en blanco, en el que los titulares recayeron en los dos equipos de Madrid, el Atlético y el Real, el Barcelona dio el primer paso hacia la que puede ser otra temporada histórica para el club catalán, en la que aspira a convertirse en el primer equipo europeo en conseguir dos tripletes de títulos: Liga, Copa y Champions

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con un gol del argentino Lionel Messi, Barcelona superó al Atlético de Madrid para asegurarse la 23ª corona de su historia y séptima de los últimos diez años. En el horizonte están las finales de la Copa del Rey contra el Athletic de Bilbao y de la Liga de Campeones con la Juventus de Italia, dos títulos que de conseguirlos permitiría al Barcelona del técnico Luis Enrique emular la hazaña alcanzada por el equipo dirigido por Pep Guardiola en 2009.

Pero ¿cómo pasó de ser un equipo sin rumbo al club arrasador de 2015?

1. La magia de Messi

El argentino recuperó su mejor versión tras un decepcionante año si se compara con los registros de su carrera.Mermado por una lesión y con la mente fijada en la participación de Argentina en el mundial de Brasil, la pasada temporada Messi no pudo ser el líder encargado de arrastrar al equipo hacia la consecución de títulos.

Pero tras llevar a la albicelete hasta la final del mundial, Messi fue recuperando su estado de forma y su mejor fútbol, en especial desde la semana crítica a comienzos de 2015 tras perder con la Real Sociedad.

No sólo son sus goles, también sus asistencias, por lo que de quedar campeón de Copa y Champions sería prácticamente imposible que no vaya a ganar su quinto Balón de Oro.

2. Suárez y el tridente sudamericano

La nueva juventud de Messi se podría explicar por el efecto liberador que produce la presencia del uruguayo Luis Suárez, cuya contribución se debe medir mucho más allá de sus 24 goles.

Suárez debutó en octubre y tras unas semanas en las que fue introducido al equipo lentamente comenzó a ofrecer lo mejor de sí desde su posición favorita, la de centro delantero.

Su incansable trabajo y sus movimientos en la línea de ataque permitieron que Messi tuviera más libertad de movimiento, lo mismo que el brasileño Neymar desde el otro costado del campo.

El resultado ha sido demoledor. El tridente sudamericano ha anotado 79 goles en la Liga y 115 en la temporada en todas las competiciones (está a tres del récord histórico alcanzando por Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gonzalo Higuaín para el Real Madrid en la temporada 2011-2012).

3. La pizarra de Luis Enrique

El técnico asturiano llegó con la responsabilidad de ordenar el caos que imperó en el Barcelona desde la salida de Guardiola y la muerte de Tito Vilanova.

El argentino Gerardo "Tata" Martino no pudo hacerlo en la temporada que estuvo a cargo y ahora se buscó un hombre de la casa, pero con ideas innovadoras.

De un lado quedó el famoso tiki taka de toque y posesión con el que Guardiola dio vida al considerado uno de los mejores equipos de la historia, para dar vida a un equipo mucho más vertical y profundo, basado en el poderío goleador de su tridente.

"Es el mejor equipo al contragolpe del mundo", reconoció Guardiola tras la eliminación del Bayern de Múnich a manos del Barcelona en la Liga de Campeones.

Otro factor es su trabajo en las jugadas de estrategia a balón parado. Los tiros de esquina y faltas eran un talón de Aquiles del Barcelona, pero Luis Enrique lo ha transformado en una de sus fortalezas.

Así han surgido los siete goles de Gerard Piqué y el crucial tanto de Jérémy Mathieu en el clásico contra el Real Madrid. En defensa sólo han concedido un gol de esta manera desde octubre.

4. Claudio Bravo y los fichajes

La revolución del Barcelona comenzó con la remodelación de la plantilla para adaptarla al nuevo estilo de fútbol que buscaba su entrenador y la salida de figuras importantes en influyentes en el club, como el defensa Carles Puyol y el portero Víctor Valdés.

Fue así que llegó el chileno Claudio Bravo, quien ganará el trofeo Zamora al mejor portero de la temporada en la Liga al conceder sólo 19 goles y dejar su valla invicta en 23 partidos.

Bravo ha estado secundado en la Copa y Liga de Campeones por el prometedor alemán Marc-Andre ter Stegen.

Mathieu ha aportado contundencia en defensa, mientras el croata Ivan Rakitic ha asumido la responsabilidad de sustituir a toda una leyenda del fútbol, como lo es Xavi Hernández, quien ha ganado 26 títulos en su carrera con el Barcelona y España.

5. La caída en barrena del Madrid

En un principio pareció que el Real Madrid iba a aprovechar el impulso que le dio la décima Copa de Europa ganada la pasada campaña para arrasar este año.

La llegada del colombiano James Rodríguez y el alemán Toni Kroos reforzaron un equipo que por sí ya era muy poderoso y sus 22 partidos consecutivos ganando hasta diciembre así lo ratificaron.

Pero la derrota frente al Valencia a comienzos de 2015 y la aparición de lesiones en jugadores importantes hizo mella en el equipo hasta el punto que terminará el año sin ningún título.

Luka Modric, James, Gareth Bale, Benzema, Sergio Ramos y Pepe se han visto afectados en la segunda parte de la temporada, un déficit muy grande para cualquier equipo.