• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Bacterias fecales contra la infección intestinal

La infección de C. difficile es muy difícil de tratar y puede ser mortal

La infección de C. difficile es muy difícil de tratar y puede ser mortal

La letal infección intestinal que causa la bacteria Clostridium difficile puede combatirse con una combinación de bacterias buenas que se encuentran en las heces, revela un estudio con ratones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuando la bacteria C. difficile inunda el intestino la infección puede ser mortal y muy difícil de tratar con antibióticos.

Un equipo de científicos en Reino Unido encontró que una combinación de seis bacterias puede combatir la enfermedad.

El estudio, publicado en PLoS Pathogens, se basa en los procedimientos de trasplantes fecales, que se utilizan para introducir bacterias rivales beneficiosas.

La C. difficile está presente en el intestino de mucha gente junto con cientos de otras especies bacterianas, todas luchando entre sí para ganar espacio y alimento.

Un tratamiento intenso de antibióticos puede matar a la competición de la C. difficile, pero esto provoca que sus números se incrementen drásticamente convirtiéndose en la bacteria intestinal dominante y produciendo cantidades enormes de toxinas.

Esto resulta en diarrea que puede ser mortal.

El principal tratamiento, los antibióticos, es parte del problema. Es decir, es muy difícil combatir el trastorno y éste puede afectar a los pacientes una y otra vez.

En raras ocasiones, algunos pacientes son sometidos a trasplantes fecales para restaurar el equilibrio de bacterias intestinales.

Se extrae material fecal de un donante, se mezcla con agua y se filtra a través de un tubo hacia el estómago.

"Asqueroso"

Los expertos creen que estos trasplantes son exitosos en 90% de los casos.

Sin embargo, el único médico en el Reino Unido que usa el tratamiento, el doctor Alisdair MacConnachie del Hospital General Gartnavel en Galsgow, Esocia, dice que este es un último recurso y que, francamente, es "asqueroso".

En la nueva investigación, los científicos del Instituto Sanger en Cambridge trataron de encontrar cuáles son las bacterias de los trasplantes fecales que se necesitan para combatir la infección.

Cultivaron bacteria de heces de ratón en el laboratorio y trataron distintas combinaciones de bacteria en animales contagiados.

Encontraron que una combinación de seis, incluidas tres especies previamente no identificadas, eran exitosas.

Este supercóctel de seis microbios logró curar la infección en los 20 ratones contagiados que recibieron un tratamiento oral.

Lo más importante, dicen los investigadores, es que las bacterias pueden ser cultivadas en el laboratorio sin necesidad de una muestra fresca para cada trasplante.

Los científicos afirman que el procedimiento cambió el equilibrio bacteriano intestinal a un estado sano.

"Es algo bastante intuitivo el tratar de obtener ecosistemas intestinales más equilibrados", explica el doctor Trevor Lawley, uno de los investigadores involucrados en el estudio.

"Los antibióticos son el mayor invento médico que se ha hecho, pero quizás los hemos utilizado excesivamente y el resultado es la C. difficile".

"Es un microbio sumamente difícil de combatir".

El investigador señala que existen diferencias entre las bacterias que se desarrollan en los intestinos de ratones y las de la gente, así que ahora tendrán que repetirse los experimentos para encontrar la combinación apropiada para humanos.

Riesgos

Neil Fairweather, profesor de microbiología del Imperial College de Londres, explica que los trasplantes fecales presentan problemas como el riesgo de transferir infecciones perjudiciales.

Pero añade que usar sólo las bacterias sería una forma más factible de tratamiento en el futuro.

"Está el beneficio obvio de no tener que preparar una emulsión de heces humanas antes del trasplante. Cultivar microbios en el laboratorio es mucho más favorable y menos oloroso", afirma.

"En el futuro podríamos ofrecer a los pacientes una píldora que contiene un número de bacterias de especies definidas que le ayudará a restaurar la mezcla normal de bacteria beneficiosa en el intestino".

"Otros trastornos que han sido asociados al desequilibrio de la flora intestinal incluyen síndrome del intestino irritable y es posible que la bacterioterapia sea también prometedora en esas enfermedades", agrega.

El doctor Anton Emmanuel de la Sociedad Británica de Gastroenterelogía expresa que es una investigación estimulante.

"Lo que sabemos es que las heces contienen varios millones de bacterias, sin embargo, algunas son beneficiosas pero otras son perjudiciales para la salud".

"Analizarlas para encontrar cuáles son los buenos componentes es parte del Santo Grial de este tipo de terapia", completa.