• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Anuncio de un soldado de EE UU y su pareja musulmana crea controversia

La controvertida campaña puede verse en el famoso Sunset Boulevard de Los Ángeles / BBC Mundo

La controvertida campaña puede verse en el famoso Sunset Boulevard de Los Ángeles / BBC Mundo

Desde hace unos días puede verse en las calles de Los Ángeles, en California, un anuncio que está causando controversia. En él aparece un soldado estadounidense abrazado a una mujer musulmana con el rostro cubierto y que luce un anillo de casada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La publicidad -en la que se puede leer el eslogan "Keeping you together" (manteniéndolos unidos)- promociona las virtudes de un tratamiento contra los ronquidos que "contribuye a que las parejas permanezcan juntas".

Melody Devemark, portavoz de la compañía californiana SnoreStop, aseguró a medios estadounidenses que el afiche "quiere mostrar a parejas que normalmente no se ven en los anuncios".

"Algunos creen que nos estamos aprovechando de la imagen de los soldados. Creo que no entienden que existen parejas así", señaló Devemark.

La respuesta a la publicidad -que está protagonizada por el soldado estadounidense Paul Evans y su novia- no se ha hecho esperar.

Algunos consideran que contienen un mensaje positivo en favor de la diversidad aunque otros se preguntan qué tiene que ver esta pareja con un producto contra los ronquidos.

"Racista y ofensivo"

Un portavoz del Consejo de Relaciones Islámico-Estadounidenses (CAIR, por sus siglas en inglés) aseguró a la cadena Al Arabiya que se trata de una campaña "valiosa diseñada para fomentar un debate sobre la raza, la religión y la identridad étnica".

Pero esta imagen positiva del anuncio no es compartida por la escritora de origen iraquí Aseel Machi, quien en un artículo publicado en el diario británico The Guardian lo califica de "racista y ofensivo".

Machi critica el hecho de que los responsables de la publicidad muestren a la mujer cubierta con un niqab, una prenda que, en su opinión, no representa la manera en la que visten las mujeres musulmanas.

Además, Machi, quien en la actualidad reside en Estados Unidos, asegura que cuando ve a un hombre vestido de camuflaje con una mujer musulmana en sus brazos piensa en las atrocidades cometidas en su país por las tropas estadounidenses e internacionales.

La controversia desatada por esta publicidad no parece que vaya a acabar pronto, ya que los responsables de la campaña tienen pensado colgar más carteles en ciudades como San Diego, Houston, Salt Lake City y Nueva York.

Contenido relacionado