• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

Los países de América Latina donde todavía se vende la insalubre pintura con plomo

 La pintura de las paredes puede contener plomo, incluso en las viejas capas que se desgastan con el paso del tiempo y el contacto | Foto: Getty

La pintura de las paredes puede contener plomo, incluso en las viejas capas que se desgastan con el paso del tiempo y el contacto | Foto: Getty

Cada año, 143.000 personas mueren por problemas de saludderivados de la intoxicación por plomo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En este momento podrías estar respirándolo sin siquiera darte cuenta.

O los niños a tu alrededor podrían estar llevándose a la boca este elemento químico añadido a las pinturas que desde hace décadas se sabe que es tóxico: el plomo.

Cada año, 143.000 personas mueren por problemas de saludderivados de la intoxicación por plomo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Un riesgo que se conoce desde hace casi un siglo.

"Desde la década de 1920 en la Liga de las Naciones se prohibió el plomo en las pinturas en los países desarrollados; sin embargo, en naciones en vías de desarrollo este no es el caso", explica a BBC Mundo Juan Caicedo, de la Alianza Global para Eliminar el Plomo en las Pinturas (AGEPP).

De acuerdo con a OMS, 99% de los niñosque han sido diagnosticados con alto contenido de plomo en la sangre viven en países en vías de desarrollo como los de América Latina.

Pintura vieja

Los niños pueden arrancar fragmentos de pintura viejos que se llevan a la boca, advierte la OMS | Foto ThinkStock

Ante esta situación, la AGEPP, una iniciativa cooperativa conjunta, encabezada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), presentó en mayo un reporte que muestra la magnitud del problema de regulación en 128 países.

En el caso de América Latina, Bolivia, Colombia, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Perú aún no tienen leyes obligatorias sobre el límite de plomo en las pinturas decorativas.

No existe un "nivel seguro" de plomo al que las personas puedan estar expuestos, según la OMS, pero a mayor concentración de partes por millón (ppm)y mayor contacto humano, mayor es el riesgo de ingreso al organismo humano.

Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Cuba, México, Panamá, Uruguay y Venezuela sí tienen normas, aunque necesitan reforzar su cumplimiento.

Ya que cada país puede tener su legislación, se da el caso de "vacíos a nivel de importación y exportación", advierte Caicedo.

Por ejemplo, Cuba limita a 20.000 partes por pm el contenido de plomo en pinturas, mientras que en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, México, Panamá o Uruguay es de 600 partes por millón (ppm).

En cambio, países de Europa y EE UU limitan a 90 ppm.

Pruebas de plomo

 Aunque existen aparatos electrónicos que miden el plomo en las paredes, también hay pruebas simples de acceso cotidiano en ferreterías | Foto: ThinkStock

La falta de legislación provoca que las pinturas carezcan de etiquetas donde adviertan si tienen plomo o no, según Perry Gottesfeld, de OK International, una ONG con sede en EE UU que ha estudiado este problema.

"Están disponibles en el mismo estante al mismo precio, pero no hay manera para el consumidor que lo sepa", le explica a BBC Mundo.

"Y eso es un gran problema".

De la pared al cuerpo

Aunque una pintura con plomo en su envase es segura, el problema es su desgaste con el tiempo en la pared o muebles.

"A medida que envejece, empieza a deteriorarse; se fragmenta y pueden desprenderse lascas y polvo que contaminan el entorno doméstico", advierte Gottesfeld.

Desgaste de pintura

 Las partículas de plomo que hay en el ambiente entran al cuerpo y se alojan en órganos. A la larga generan los problemas de salud, principalmente cognitivos | Foto:  ThinkStock

Los niños son más vulnerables a ingerir fragmentos de pintura con plomo cuando juegan en el suelo y recogen partículas —presentes incluso en el polvo— y se llevan las manos a la boca.

La OMS ha detectado conductas de los niños en las que en algunos casos arrancan de forma compulsiva pequeños fragmentos de pintura y los tragan.

En países con regulaciones poco estrictas —como fue China hasta años recientes, según OK International—, el plomo ha sido detectado en la pintura de los juguetes o de materiales escolares, por lo que los niños están en mayor riesgo.

Otras fuentes de plomo son las pinturas con las que se revisten estructuras como puentes, pasamanos, semáforos o bancos públicos.

Sólo hasta que un niño muestra síntomas —anemia y dolores de huesos y articulaciones— es que los padres pueden darse cuenta qué tan elevado es el nivel de plomo en la sangre, pero las consecuencias pueden ya estar en marcha.

Pintura en puentes

 Estructuras como los puentes pueden contener plomo en su pintura que se libera conforme se desgasta la superficie | Foto: Getty

El plomo en el cuerpo

Las partículas de plomo al entrar al cuerpo humano viajan hasta alojarse en el cerebro, el hígado, los riñones, los huesos y los dientes, explica la OMS.

Entre las principales secuelas está la reducción de la capacidad cognitiva, dislexia, trastorno por déficit de atención y conducta antisocial.

En casos más graves deriva en sordera, retraso mental, que una persona experimente un coma, convulsiones e incluso la muerte.

El plomo afecta en especial a los niños debido a que su sistema nervioso en desarrollo es más vulnerable a los efectos de este elemento químico, "incluso a niveles de exposición que no entrañan signos o síntomas evidentes", explica la OMS.

Cada año se diagnostican 600.000 casos de retraso mental derivados de la presencia de plomo en el organismo.

La industria

El plomo se añade a la pintura para fijar el color, mejorar su resistencia a la corrosión o acelerar la rapidez de secado.

"Las empresas grandes normalmente están regidas por una serie de normas de la industria, además de que ellas mismas se fijan metas", le explica a BBC Mundo Daniel Méndez, especialista en investigación y desarrollo de pinturas.

El blanco plomo se usó desde el siglo antepasado por su durabilidad, pero luego se sustituyó por dióxido de titanio que es "más eficiente y económico".

Pintura en mobiliario urbano

 Mobiliario urbano en ocasiones es recubierto con pintura que puede contener plomo, según la OMS | Foto: Getty

Se ha mantenido su uso para el naranja molibdato, pigmentos amarillos, anticorrosivos y secantes a base de plomo, explica Méndez.

En la AGEPP han detectado que persiste el uso del plomo por "la disponibilidad de pigmentos" que hay en el mercado.

Además, casos de intoxicación masiva detectados en México se deben a la pintura con plomo en artesanías de cocina o remedios herbales.

Las empresas más grandes a nivel mundial han ido quitando el plomo de sus fórmulas desde hace algunos años, aclara Méndez. Pero otras fábricas locales no han revisado sus fórmulas.

PPG Industries, la segunda productora más grande del mundo, le aseguró a BBC Mundo que ya no utiliza ese elemento para los productos a la venta al público y que en 2020 planea eliminarlo de todos sus productos.

"De hecho, proactivamente hemos eliminado el plomo de nuevas fórmulas desde hace años", dice la empresa.

AkzoNobel, la empresa de mayores ventas en 2015, trabaja con el programa de Naciones Unidas para alcanzar la meta internacional de eliminar el elemento químico antes de 2020, explica Caicedo.

Juguetes con plomo

  En 2007 la marca Fisher-Price tuvo que retirar 83 productos del mercado que fueron fabricados en China y que tenían alto contenido de plomo | Foto: Getty

¿Qué hacer?

Incluso décadas después de su prohibición, en EE UU existen actualmente 24 millones de hogares que todavía tienen pintura con plomo en sus paredes, por lo que los especialistas advierten que se debe actuar lo antes posible.

En los países latinoamericanos las regulaciones locales no hacen pruebas de contenido de plomo, como señala la AGEPP, lo que eleva aún más el riesgo.

Según el reporte de este año, México y Venezuela están entre las naciones que no regulan la manufactura, importación, exportación y venta de pinturas con plomo.

Al respecto, la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) de México le informó a BBC Mundo que hay ocho normas que regulan el contenido de plomo en la producción de pintura, su venta y su etiquetado, entre otros aspectos.

La norma NOM-004-SSA1-2013 prohíbe "usar plomo en la manufactura de productos de consumo y que la venta de productos de consumo, ya sea de fabricación nacional o de importación, no deben contener plomo", explicó Rocío Alatorre, de la Cofepris.

Un ejemplo a nivel regional es Uruguay, expone Caicedo, pues además de imponer normas hace verificaciones de la importación y exportación.

En eso consiste una de las soluciones: establecer límites obligatorios, verificar que se cumplan y sancionar las faltas.

"Muchos países siguen sin hacer efectivo los límites legales obligatorios para el plomo en las pinturas. La mayoría necesita hacerlo para proteger la salud de sus niños", recomienda la AGEPP en su reporte.

Por lo pronto, tú puedes verificar que tu casa esté libre de pintura con plomo, que incluso persiste en capas viejas, con una prueba que venden en las ferreterías o tiendas de pinturas.

También es importante vigilar las paredes cuyas capas se están desprendiendo y mantener a los niños alejados de este riesgo en el ambiente que puede persistir durante años sin que lo sepas.