• Caracas (Venezuela)

BBC Mundo

Al instante

"Ambicioso" banquero británico fue acusado de asesinar dos mujeres en Hong Kong

Rurik Jutting permanecerá en prisión hasta el juicio, que se celebrará el próximo año | Foto: BBC Mundo

Rurik Jutting permanecerá en prisión hasta el juicio, que se celebrará el próximo año | Foto: BBC Mundo

Rurik Jutting, banquero británico de 29 años acusado de asesinar a dos mujeres en Hong Kong deberá ir a juicio tras ser declarado apto psicológicamente. Si es declarado culpable, puede enfrentar cadena perpetua

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jutting fue detenido a principios de este mes en Hong Kong y ha sido sometido a distintos exámenes psiquiátricos.

Está acusado de asesinar a Sumarti Ningsih y Seneng Mujiasih, quienes fueron encontradas en su departamento el 1 de noviembre.

Las dos mujeres, nativas de Indonesia, figuraban en Hong Kong como empleadas domésticas, pero en realidad trabajaban en el negocio del sexo.

El juez determinó que Jutting puede ser sometido a juicio tras ser examinado durante dos semanas en un centro psiquiátrico, informó la agencia AFP.

El caso se ha aplazado hasta el 6 de julio de 2015 por petición de la fiscalía, que argumentó que necesita varios meses para examinar las pruebas.

Con la misma camiseta que llevó en sus dos últimas apariciones, Jutting dijo entender su situación y que permanecerá detenido hasta el próximo año.

Si es declarado culpable, puede enfrentar cadena perpetua.

Un "típico banquero"

Jutting se graduó en la Universidad de Cambridge y también estudió en el Winchester College, uno de los colegios privados más exclusivos de Inglaterra.

Trabajaba en el Bank of America Merrill Lynch como operador de la Bolsa de valores hasta justo antes de la muerte de las dos mujeres, cuando renunció a su puesto.

Antes había trabajado durante dos años en el banco Barclays, en Londres.

Personas que le conocen describieron a Jutting como una persona "muy, muy ambiciosa" y un "típico banquero" que se esforzaba académicamente y en el deporte, informa la agencia AFP.

El 27 de octubre, día en que la policía cree que Ningish fue asesinada, Jutting escribió en su perfil de Facebook que se embarcaba en un "nuevo viaje".

"Me alejo del precipicio. Se me quitó un peso de encima, comienza un nuevo viaje. Asustado y ansioso pero también ilusionado. El primer paso es siempre el más difícil", escribió.

Su departamento estaba a pocas cuadras del distrito rojo de Hong Kong.

Desde allí llamó a la policía el 1 de noviembre.

Dos días después, la policía le acusó de los dos asesinatos, que parece sucedieron en distintos días.

El cuerpo desnudo de Mujiasih fue encontrado en la sala de estar de la casa del banquero con heridas de cuchillo en el cuello y en los glúteos.

El cuerpo de Ningsih apareció unas horas después en proceso de descomposición en una maleta en el balcón. Tenía varias heridas en el cuello y la policía cree que fue asesinada el 27 de octubre.

La historia de Ningsih

Ningsih tenía 23 años y empezaba a disfrutar de su vida y su independencia cuando fue asesinada.

Cuando tenía 19 años, Ningsih se convirtió en una de las miles de mujeres indonesias que dejan sus casas para probar suerte como trabajadoras domésticas en una gran ciudad.

"Vio el dinero que sus amigas hacían en lugares como Hong Kong", le dijo Suratmi, la madre de la joven asesinada, a Karishma Vaswani, editora de la BBC en Indonesia.

"No estaba contenta con su vida aquí. Quería más para nosotros y para ella", dice la madre en Gandrungmangu, el pueblo donde vive la familia.

También para su hijo de cinco años, Mohammad, criado por la abuela.

"Se fue cuando Mohammad tenía solo 40 días de vida. Pero siempre mandó dinero para él y nos dijo que teníamos que comprarle lo que él quisiera", explica Suratmi.

La joven se fue por primera vez a Hong Kong en 2010, cuando tenía 19 años.

Tenía un visado de trabajadora doméstica y envió dinero a casa todos los meses, pero volvió en 2013.

Les dijo a sus padres que estaba cansada y que quería mejorar su formación.

Luego volvió a partir a Hong Kong, y tras volver a casa varias veces más, se fue a Hong Kong tras las vacaciones del Eid, en julio pasado.

Esta vez, le dijo a su padre que volvería en unos meses, a principios de noviembre como muy tarde. Su visado de turista vencía el 2 de noviembre.

Pero solo unos días antes de la fecha en que iba a volver a casa, su familia se enteró de que Ningsih había muerto en el departamento de Rurik Jutting.

Ahora, su asesinato es de lo único que se habla en el pueblo.