• Caracas (Venezuela)

Baloncesto

Al instante

El Rey y su cuarta corona

LeBron James | AFP

LeBron James | AFP

LeBron James obtuvo ayer el Jugador Más Valioso de la temporada en la NBA y le faltó un voto para conseguir el cetro de manera unánime

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un voto le quitó al Rey, LeBron James, la unanimidad. De los 121 periodistas deportivos seleccionados para sufragar para el premio al Jugador Más Valioso de la NBA, uno solo decidió que el alero del Miami Heat no debía obtener el galardón. Ese voto, que le costó al alero conseguir el trofeo de forma unánime, fue a parar a Carmelo Anthony, de los Knicks de Nueva York.

Es el cuarto MVP para LeBron, que ya lo consiguió en 2009, 2010 y 2012 (los dos primeros, los logró con la camiseta de los Cleveland Cavaliers). Sólo otros cuatro jugadores han conseguido cuatro o más cetros de mejor jugador: Kareem Abdul-Jabbar, que logró seis; Michael Jordan y Bill Russell, con cinco cada uno; y Wilt Chamberlain, que logró cuatro.

James se convirtió en el más joven de ellos en conseguir su cuarto trofeo, después de promediar 27.6 puntos por juego con 7.3 rebotes y 6.9 asistencias en esta campaña en la que su equipo ganó el título de su división.

El Heat preparó una ceremonia para entregarle el premio que recibió de las manos del comisionado David Stern en el American Airlines Arines, en el que iniciará la próxima serie contra los Bulls de Chicago.

James se anticipó al premio y dijo durante semanas que se sentiría honrado por estar en el selecto club con Jordan, Chamberlain, Jabbar y Russell. Sin embargo, aseguró que está más enfocado en los playoffs, y ayudar a que el Heat defienda su título de la temporada pasada.

“Él se lo ganó”, dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra, acerca de James luego de la práctica del viernes en el encuentro con los medios. “Tiene una campaña aún más histórica de lo que ha logrado los últimos dos años. Mucha gente probablemente pensaba que no podía ir a un nivel más alto luego de la temporada anterior, pero él se reinventó para mostrar que podía. El momento para 'pellizcarnos' fue cuando lo firmamos. Pero, desde que lo tenemos, no descartamos nada de él”.

James seguirá siendo el Rey. Pero la corona que más le interesa es la que tiene en su casa, la del campeonato pasado. Buscará a como de lugar que nadie se la arrebate. Lo hará donde se siente más cómodo, en la cancha.