• Caracas (Venezuela)

Baloncesto

Al instante

“No soy ni Greivis, ni Oscar, ni Pepito, soy Michael Carrera”

Michael Carrera | HENRY DELGADO

Michael Carrera | HENRY DELGADO

Habló de su exitosa primera temporada en la NCAA, la selección nacional y su futuro en Estados Unidos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Michael Carrera no le gustan las comparaciones y las evade. Eso no significa soberbia en el joven prospecto de 20 años de edad. Representa compromiso por construir su propia autopista hacia el éxito.

El alero fuerte se bajó del avión que lo trajo desde Carolina del Sur, donde representa a los Gamecocks, equipo de la universidad, y visitó la redacción de El Nacional para hablar de su año de novato en la NCAA, la selección nacional y sus sueños en el baloncesto.

Junto con su padre, Luis “Nené” Carrera, ex jugador profesional, y su representante, Robert González, se sentó a contar su experiencia por los tabloncillos universitarios.

“Fue un primer año increíble. De altos y bajos. Tuve una relación muy buena con mi entrenador (Frank Martin). Es más que mi entrenador. Supo llevarme y controló mi temperamento y mi pasión”, sonríe el anzoatiguense, que terminó con 9.9 puntos y 7.2 rebotes, lo que le sirvió para ser nombrado como parte del conjunto de estrellas de novatos en la Conferencia Sureste.

Carrera está cerca de los 2.00 metros de altura, utiliza ambos perfiles para driblar pero sobresale su capacidad para tomar rebotes, que hizo que su técnico lo utilizara en el puesto cuatro y cinco en esta temporada. Caso similar al que ocurría con Héctor Romero en su etapa universitaria con Nueva Orleans.

“Yo soy un poco más hábil que Héctor, guardando las distancias. Yo tengo un poco más de lanzamiento. En lo físico nos parecemos un poco”, explica Carrera. “Todo el mundo me dice que por qué no juego de dos o de tres. Lo hago por mis rebotes. Incluso, puedo bajar el balón. Ya estoy lanzando más de tres y de media distancia. Mi meta es jugar como alero”.

El venezolano trajo desde el baloncesto colegial esa credencial de rebotero, que se ganó con Montrose Christian, escuela de Greivis Vásquez, Kevin Durant, Linas Kleizas, entre otras figuras de la NBA.

“Como es obvio, mi sueño es ser un NBA”, interrumpió Carrera. “Eso me lo tomo muy a pecho. Eso va poco a poco. Eso es nivel por nivel, obstáculo por obstáculo. Sé que es un proceso y sé que va a llegar”.

Y llegará también la selección nacional, que lo incluyó en la preselección para el Premundial de Caracas. “Va a ser increíble jugar con esos jugadores profesionales. Quiero ganarme un puesto, competir contra esos atletas. Confío en mis habilidades. Sé que el entrenador (Néstor García) va a gustar de mí”, enfatizó el ala-pívot que tendrá su primera experiencia con la Vinotinto.

Su carrera aún está en pleno ascenso y lucen bien definidas sus prioridades. Compromiso, entrega y dedicación parecen ser los aderezos para lograrlas.