• Caracas (Venezuela)

Baloncesto

Al instante

Echenique se juega la lotería

El centro fue chequeado por 12 organizaciones que tienen diferentes necesidades para el sorteo | Foto REUTERS

El centro fue chequeado por 12 organizaciones que tienen diferentes necesidades para el sorteo | Foto REUTERS

El centro fue chequeado por 12 organizaciones que tienen diferentes necesidades para el sorteo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Llegó el día. Aunque las apuestas en Las Vegas están en contra, existe la posibilidad de que esta noche se escuche el nombre de Gregory Echenique en la ceremonia del draft de la NBA. Incluso, hay pretendiente. Y no es cualquiera, se trata de un club histórico, como los Celtics de Boston.

“Será un día muy estresante para muchos. Voy a intentar desconectarme, saldré a caminar, quizás entre a una sala de cine”, aseguró el mirandino.

Si así se siente el basquetero, que brilló en la NCAA por su defensa, la misma sensación tendrá Venezuela, a la espera que sea seleccionado por algún equipo, en el acto que se realizará a las 7:00 p.m. (hora nacional) en el Barclays Center de Nueva York.

De acuerdo con los pronósticos estadounidenses, quizás no corra con la suerte de Greivis Vásquez, caraqueño que en el 2010 fue seleccionado en el puesto 28 de la primera ronda, lo que le dio el privilegio de un contrato garantizado por dos años con Memphis. Sin embargo, su posibilidad parece estar para la segunda ronda, que no garantiza un acuerdo con la organización.

Para eso ha trabajado Echenique, para convertirse en el cuarto venezolano en la prestigiosa liga. El 24 de mayo comenzó su proceso de visitas a campamentos de equipos. Empezó con los Celtics. Al día siguiente viajó a Las Vegas. Allí, en una habitación de la llamada “Ciudad del Pecado”, fijó un hogar temporal.

Se levantaba todos los días a las 6:00 de la mañana. Una hora después desayunaba, y una camioneta iba por él. En un trayecto de cinco minutos le venían muchos pensamientos: “Me veía entrando a un juego de la NBA, la gente aplaudiendo, como en un sueño”.

Ya en la cancha se esforzaba en los entrenamientos; a veces en dos turnos. En la tarde regresaba a su habitación. Colocaba su ipod con 13 mil canciones en modo aleatorio. En la noche veía películas y cuando el cansancio hacia mella, era hora de dormir.

Nunca estuvo obsesionado a la espera de una llamada de su agente (Ben Pensack). “No quería volverme paranoico, pero nunca perdí la esperanza”. Esa esperanza que le dejó 13 invitaciones de 12 divisas.

Así transcurrió el mes para el Jugador Defensivo de su conferencia en la NCAA en 2012. “Todo esto es por Venezuela, el sacrificio tiene su premio”, confesó el guatireño.

Si su nombre no es mencionado por el comisionado David Stern, aún tiene otra posibilidad, que será la de asistir como invitado a la Liga de Verano para buscar un cupo, como lo hizo en su momento Oscar Torres con los Rockets de Houston.