• Caracas (Venezuela)

Baloncesto

Al instante

El Che también es pana

Néstor García es un estratega que aprecia su paso por Venezuela / Williams Marrero

Néstor García es un estratega que aprecia su paso por Venezuela / Williams Marrero

El estratega argentino reconoce la labor de Musselman y alaba a Echenique. Quiere concentrar fuera del país y confiesa su amor por esta tierra

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pese a haber sellado hasta el hartazgo el pasaporte, Néstor Che García guarda un cariño genuino por Venezuela. Y vaya que ha tenido lugares para comparar las bondades de un país con otro. El estratega argentino ha dirigido en Puerto Rico, Uruguay, México, Brasil y hasta tuvo una exótica etapa en Arabia Saudita, pero considera a Venezuela como su segunda casa.

“A Venezuela fui por primera vez en 2001 para ayudar a Julio (Toro) unos 20 días con Guaiqueríes. Y luego no dejé de ir más. Es un país increíblemente hermoso. Tiene unas bellezas naturales magníficas”, expresa García y tras una breve pausa prosigue. “Aparte lo conozco mucho. Viví en Puerto La Cruz, Valencia, Caracas, mis hijos fueron al colegio. Me instalé allá. La verdad, me encanta”.

Por ahora viajará sin su familia. Y sin ningún miembro de su cuerpo técnico, aunque no descarta que pueda incluir un integrante al “staff” que ya tiene dos años con la selección. “Respeto al cuerpo técnico actual. Los conozco y sé de su profesionalismo. No hay que tocar nada. Quizás se pueda añadir un elemento más. Lo hablaré con Carmelo”.

Confía en el 5. La era de Gregory Echenique como protector de la pintura en la selección inició en el invierno de Mar del Plata en el preolímpico de 2011. Hace semanas finalizó su carrera en la NCAA con una destacada actuación en los Creighton BlueJays y su futuro hoy está centrado en el quinteto del Che García, quien también vertió un concepto de él. “Me parece un centro con un futuro enorme. Es importante que haya tenido continuidad y muy buen rendimiento en la NCAA. Tiene una gran capacidad de tomar rebotes y de defender en el uno contra uno. Pese a su juventud ya se ha medido a algunos de los mejores puestos 5 del mundo. Confiamos en que siga creciendo. Nos ayudará muchísimo”.

También expresa su óptica del piloto David Cubillán, una de las piezas de mejor rendimiento en estos dos últimos años con la elástica patria. “Me parece que es un base muy seguro. Tiene un tiro externo excelente. Lo veo como un jugador que ayudará en todo sentido al equipo” y al ser consultado por otros nombres, enfatiza. “No hablaré de otros apellidos, solo de los que están en la convocatoria”.

Afirma que esa lista de 27 jugadores para la preselección - que fue develada por la Federación Venezolana de Baloncesto hace dos meses -  fue consensuada en gran parte con Paco Diez, viejo amigo del DT desde la etapa de ambos en Delfines de Miranda en la Liga Nacional, donde Diez como gerente y él como coach consiguieron el título en la zafra 2006. “Paco es un amigo. Nos conocemos desde hace mucho y hablamos antes. En la lista conozco a la mayoría y hay una serie de jóvenes para yo tener el abanico de posibilidades suficientes en caso de alguna ausencia. Quiero agradecerle a él y Carmelo la libertad que me dieron para terminar de trabajar tranquilo aquí con Boca”.

Good work, Eric. El monarca en Venezuela con Trotamundos de Carabobo y Marinos de Anzoátegui podrá economizar las ventajas de sus equipos, pero no los elogios a sus pares. En tiempos de egoísmos, el argentino reconoce la destacada labor realizada por su antecesor, el estadounidense Eric Musselman al frente de la selección. “Me parece que Musselman hizo un gran trabajo. El básquet venezolano estaba empezando un proyecto de ideas, de reestructuración, cambios, de renovación. Empezaron a trabajar con tiempo, citaron a muchos jugadores que no estaban en el país. Le dieron un perfil muy serio al equipo viajando y entrenando afuera. Han sido muy intensos en las prácticas. Estaban haciendo las cosas bien”.

Néstor vive estos últimos días con la misma adrenalina con que dirige, aunque sin su característica toalla como compañera. Acaba de culminar su trabajo con Boca y ocupa el día entre reuniones y diligencias para viajar al país. Reitera que tiene que hablar mucho con Carmelo Cortez y Paco Diez y por ello no desea abordar a fondo el tema de la preparación, aunque deja algunas pistas en la mesa. “Me gustaría jugar contra buenos equipos para ver en qué nivel estamos. También prepararnos fuera del país un tiempo para tener niveles de concentración más altos y no aburguesarnos. Trabajar mucho en eso. Tenemos tiempo para hacer muchas cosas. Pero primero debo hablar bien sobre la planificación la próxima semana”.

Esta semana ya estará en Venezuela, asumiendo el reto más importante de su carrera. Y con la selección que catapultó a su maestro.