• Caracas (Venezuela)

Baloncesto

Al instante

Carl Herrera: Tuve la suerte de quedar vivo

Carl Herrera | Foto: Williams Marrero/Archivo

Carl Herrera | Foto: Williams Marrero/Archivo

Mientras cumple con su trabajo de entrenador de Gigantes de Guayana, el primer latinoamericano en ganar un anillo de campeón intenta superar el incidente que atentó contra su vida. El ex NBA confiesa algunos cambios en su rutina

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para ser una gloria deportiva de un país hay que reunir ciertos requisitos. El ex basquetbolista Carl Herrera reunió todas las características durante su carrera para ser considerado una leyenda viviente del deporte venezolano, incluso, latinoamericano.

El antiguo número 7 de los Rockets de Houston no sólo fue el primer venezolano en la NBA, sino también se convirtió en el primer latino en ganar un anillo de campeón en el mejor baloncesto del mundo. Al final, ganó dos (1994 y 1995).

Pero los logros de Herrera, no sólo fueron en el plano individual. El pívot es recordado por ser el número 11 de la selección nacional, y ser protagonista en el campeonato suramericano de Valencia de 1991, la medalla de plata en el preolímpico de Portland, y haber estado en dos citas mundialistas, representando el pabellón nacional.

Es decir, al ver la hoja de vida del actual entrenador de Gigantes de Guayana, se podría asegurar que el nombre de Carl Herrera es sinónimo de Venezuela. No obstante, al igual que miles de venezolanos, la gloria deportiva fue víctima del hampa, cuando el pasado 21 de diciembre recibió un disparo al ser abordado por dos antisociales para robarle sus pertenencias.

Tres meses después, Herrera Allen recuerda ese capítulo amargo de la vida, mientras cumple con su trabajo con el equipo de la LPB, Gigantes de Guayana. El ex jugador de la NBA también reconoce que su vida cambió, al ser un sobreviviente de las cifras rojas de Venezuela. Pero, adaptarse nuevamente a la vida, puede ser complejo. “Me canso un poco, los muchachos son los que corren, pero yo no puedo drenar de otra forma sino tomando café. Liberando stress, escuchando música, estando tranquilo en un sitio, pasar un rato con la familia”, declaró Herrera quien interrumpió el reposo por reportarse a su trabajo.

Herrera mira hacia atrás y acepta con recelo lo que ocurrió. Además, entiende que las estadísticas que arroja la vorágine en Venezuela no persigue un patrón en específico.”Yo no soy una persona que se la pasa en discoteca, ni ando con gente rara a mí alrededor, ni ando diciendo lo que tengo o no”, Acotó el nacido en Trinidad y Tobago pero criado en el Oeste de Caracas. “Yo creo que

a todos nos ha tocado esto. El que diga que no le ha pasado algo similar, o a un familiar, o a un conocido, está mintiendo”, terció Herrera.

Agradece solidaridad. El otrora campeón de la NBA con los Rockets de Houston está consciente que es una personalidad con reconocimiento del público. Incluso, sus asaltantes lo intercedieron al hacerse pasar por unos fanáticos. El nombre de Herrera siempre había aparecido en las páginas deportivas mientras otros venezolanos ocupaban las líneas de sucesos. Quizás, las letras rojas no son leídas por todos. “Hay gente que dice que gracias a Dios, o que no ha tenido la mala suerte. Yo decía lo mismo, y ese día no tuve la suerte, o tengo la suerte de estar vivo, otros no la han tenido”. Herrera agradece la solidaridad de quienes lo acompañaron o rezaron por él, pero tampoco exige compasión automática.” Hay muchas personas que han pasado por esto y yo no dije nada. Ahora, es injusto que diga algo malo porque me paso a mí, porque esté molesto con la vida, que probablemente sí lo estoy”, argumentó.

Dentro del tabloncillo, Carl Herrera sigue siendo el mismo. Riguroso, exigente, disciplinado e impartiendo las estrategias sobre la tabla. Afuera, sí hubo un cambio.”Ahora soy más cuidadoso, salgo a las calles y veo para los lados. Tengo a unas personas que me están cuidando pero hay otras personas que no tienen esa oportunidad. Hay que hacer algo al respecto”, puntualizó el héroe de Pórtland.








CUADRO


Carl Herrera perteneció al cinco titular del técnico Julio Toro en la gesta heroica de Pórtland, cuando disputaron la final ante el “Dream Team”. Razón por la cual, expresó su molestia, al no ver el mural que estaba en las Naciones Unidas, en honor a ese equipo.”Yo no se si es por orgullo o envidia. ¿Por que quitarlo? Es la historia del baloncesto y de los periodistas que han vivido los torneo históricos”.






rrojas@el-nacional.com