• Caracas (Venezuela)

Arminda García

Al instante

Cómo manejar conflictos personales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La falta de entendimiento entre las personas puede ser algo natural. Sin embargo, eso no significa que dejemos de hacer un esfuerzo por aprender a manejar las relaciones con los demás, pues esto contribuye al crecimiento individual de cada uno. Sin duda, cuando los conflictos son superados de manera acertada, se pueden convertir en una experiencia enriquecedora.

Un  elemento que ayuda a la resolución de desacuerdos personales es contar con la disposición necesaria, para así demostrar el propósito de superar las diferencias. Así, además, esto permitirá manifestar atención o interés por encontrar una respuesta. Del mismo modo, abordar la situación en el momento más oportuno, en un ambiente equilibrado, facilita las condiciones para manejar estas dificultades con éxito.

Por otro lado, es conveniente tener claro cuál es el problema que está causando esas discrepancias, si realmente son situaciones graves o son de fácil solución. Esto también servirá para analizar la profundidad del conflicto y concentrase en la búsqueda de los acuerdos, así como a centrase en la mejor manera de superarlo y concientizar aquello que sea realmente modificable.

Es igualmente importante la comunicación efectiva, donde se deje a un lado los disgustos, para plantear las ideas con palabras adecuadas, sin agredir a los demás. Esto ayudará a exponer los motivos del conflicto y a encaminarse hacia la resolución positiva. Por esta razón, en contraparte hay que darle oportunidad al diálogo de doble vía, donde se escuche al otro y se trate de comprender el punto de vista del interlocutor.

Asimismo, es recomendable contar con capacidad para comprender la posición de los otros, ser analíticos y razonables, demostrar control sobre las emociones propias, aprender a establecer acuerdos que ayuden a integrarse, identificar las preocupaciones de ambas partes y reflexionar, pues muchas veces analizar facilita el entendimiento y ayuda a demostrar que se ha escuchado a las otras personas.

Como se puede observar, los conflictos no son negativos, pueden resultar un aprendizaje cuando se tiene la disposición de encontrar una respuesta positiva. Por eso, se debe aprender a establecer acuerdos donde el mayor interés sea la integración y la armonía, si es necesario demostrar disposición a cambiar, aportar soluciones ante cualquier diferencia. Lograr un entendimiento siempre es posible. Es oportuno, evitar que la incomprensión se profundice y deteriore una relación armónica con los demás.