• Caracas (Venezuela)

Arminda García

Al instante

Relaciones positivas con clientes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Todo el público de una organización o empresa de cualquier dimensión es importante. Sin embargo, los clientes son de carácter vital para su subsistencia, por eso es determinante propiciar excelentes relaciones con ellos.

En este sentido, una de las formas efectivas de generar ese nexo es hablando su mismo idioma, en términos que comprenda claramente, pues utilizar lenguaje muy técnico puede generar malos entendidos y desconfianza. Además, en cada oportunidad debe sentir que es escuchado, que sus requerimientos son atendidos por la empresa, con una interacción que no se sienta automatizada, sino al contrario, que sea personalizada.

Es igualmente positivo cuidar cada detalle, tomar en cuenta lo que resulta efectivo, lo que le disgusta, considerando cada factor para utilizarlos a favor y evitar los negativos. Esos aspectos muy significativos para ellos pueden marcar la diferencia. Esto también permite ser creativo para impresionarlos de manera positiva.

Otra  estrategia favorable es dejar que el cliente pruebe el trabajo, servicio o producto de la empresa, de esta manera esa experiencia hablará por sí misma impactando en  la perspectiva que el cliente adopta, especialmente si cubre sus requerimientos. Sin duda, a través de este acercamiento, que debe resultar impecable, se le puede demostrar que nuestra organización es la mejor opción del mercado. Es vital darle seguimiento para afianzar ese resultado obtenido con esa exploración.

También resulta oportuno realizar un esfuerzo para ir más allá de sus expectativas, pues no es suficiente con cumplir con lo que han requerido. Sobrepasar lo que el cliente espera lo sorprende gratamente y es una manera de garantizar que quede satisfecho. Cumplir con lo ofrecido es solo el punto de partida. Debemos destacar, además, que hacer que se impresione con el producto o servicio genera lealtad en el tiempo.

Sin duda, existen muchos recursos que las organizaciones pueden utilizar para propiciar una buena relación con sus clientes, lo importante es no olvidar que generar este nexo permitirá establecer confianza, agradecimiento, lealtad, éxito y crecimiento mutuo a través de una experiencia satisfactoria, lo cual debe ser el fin último de esta relación.