• Caracas (Venezuela)

Arminda García

Al instante

Comunicación interna

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Si existe un factor que definitivamente influye de manera positiva en las organizaciones es la comunicación interna efectiva, pues es aquella que motiva a sus miembros a sentirse integrados, con el fin de hacer fluir la armonía necesaria y generar un excelente ambiente laboral.

A pesar de su importancia, muchas veces se dejan de aprovechar los medios necesarios para implementar medidas corporativas en pro de sus metas. Es importante informar al personal sobre los distintos procesos que involucra la organización, su filosofía, valores, estrategias y objetivos, para que de esa manera se identifique plenamente y sea parte de sus logros. Muchas veces, la inadecuada información puede afectar su desempeño, generar confusiones, falta de decisión, incertidumbre, rumores, que no son favorables y que se pueden evitar.

Estos canales deben ser manejados estratégicamente para generar un impacto positivo, tomando en cuenta que en las organizaciones existen formas de comunicación en varios sentidos; ascendente, cuando el mensaje sube a las jerarquías superiores, jefes o responsables; y descendente, cuando fluye hacia los empleados en niveles por debajo. Para que esta sea efectiva, se recomienda no caer en la unidireccionalidad, procurando una verdadera interacción y evitando la pasividad de sus miembros.

Entre las herramientas que se pueden utilizar encontramos las sesiones grupales, reuniones con la dirección, información cara a cara, análisis de casos, circulares, carteleras, revista interna, teléfono, Internet, manuales, buzón de sugerencias, talleres, jornadas, convenciones, entre otros,  recomendados para implementar con éxito una política de comunicación interna.  Sus resultados pueden representar una ventaja competitiva, pues motivan al equipo humano a sentirse identificado con la organización, a dar respuestas productivas y de calidad, destacándose en el mercado. Es importante, además, revisar si realmente se está cumpliendo de forma adecuada, si el personal  tiene claro los objetivos de la organización, si está al tanto de los cambios importantes, si la comunicación es exitosa y se obtienen los resultados esperados.

Es un error pensar que no es necesario fortalecer las políticas de comunicación interna en toda organización para ir más allá de la simple información, generando un intercambio real entre sus miembros y esa conexión ideal en los distintos niveles, aprovechando los instrumentos existentes de manera efectiva.