• Caracas (Venezuela)

Arminda García

Al instante

Claves para un buen profesional

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Son diversos los atributos que un buen profesional debe fortalecer para su desempeño competitivo, de manera que el cumplimiento efectivo de sus funciones sea un aporte al crecimiento mutuo, tanto del individuo como de la organización.

Uno de los más importantes es su nivel de preparación y la necesidad de aprendizaje continuo, no solo con el fin de estar capacitado en cuanto una adecuada ejecución de sus labores, sino además porque es vital la actualización mediante talleres y cursos, así como estar en capacidad de ofrecer una especialización técnica o experta de algún tipo, como, por ejemplo, habilidades en cuanto a la tecnología o destrezas comunicativas.

Por otro lado, es un valor adicional saber responder a los retos laborales a través de la aplicación adecuada de sus experiencias y conocimientos, así como demostrar facilidad para responder ante los cambios como la realización de nuevas responsabilidades, practicar la autonomía con propiedad y la autogestión, intervenir en la toma de decisiones, observar estos como oportunidades de crecimiento.

Igualmente, los profesionales que logran desarrollar la inteligencia social para aprovechar la interacción con los demás, que logran entender sus emociones, los signos de comunicación y establecen de esta manera una base para conseguir la colaboración de todos. En este sentido, es excelente potenciar el trabajo en equipo, la coordinación de procesos, la solución de situaciones, así como desarrollar las habilidades para lograr una comunicación fluida y atractiva, así como la interacción con los compañeros, manejando de modo efectivo las situaciones del trabajo.

De la misma forma, un buen profesional cuenta con iniciativa, capacidad para la motivación propia y de su grupo de trabajo, se siente identificado con la cultura organizacional, lo que a su vez puede generar liderazgo. Esto va de la mano con el nivel de autoestima y son aspectos que se pueden aprovechar logrando que esa actitud favorable y activa despierte en los demás confianza, por ese grado de influencia que genera un profesional con habilidades para liderar.

Sin duda, existen maneras de reforzar las cualidades en cada uno para constituirse en un buen profesional, reforzando la educación continua, desarrollando la capacidad de comunicación y trabajo en equipo, demostrando  flexibilidad ante los cambios y disposición lograr objetivos propuestos.