• Caracas (Venezuela)

Antonio Sánchez García

Al instante

La crisis en 8 tesis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1.- Venezuela es una dictadura satélite bajo control cubano.

2.- Carece de factores internos de resolución: las instituciones se encuentran secuestradas, las Fuerzas Armadas carecen de autonomía de mando, el Ejecutivo está en manos de un agente cubano.

3.- La oposición está desunida y ninguno de sus factores posee poder de acción para forzar el curso de los acontecimientos.

a)   Los partidos que integran la MUD esperan por una implosión del sistema a mediano o largo plazo. Su calendario es estrictamente electoral y apuestan por una definición mayor durante las próximas elecciones o las presidenciales de 2019. En la práctica, sirven de sostén a la estabilización del régimen.

b)   La Salida carece de mando unitario, dos de sus factores fundamentales están encarcelados y ninguno de sus partidos posee una organización capaz de promover y/o dirigir una insurrección popular.

c)    El movimiento popular está desarticulado y bajo la permanente amenaza de un sistema policiaco represivo.

d)   El movimiento universitario ha sido duramente golpeado y su vanguardia se encuentra encarcelada.

4.- El contexto regional favorece la continuación del statu quo, dado que prácticamente todos los gobiernos se encuentran bajo la hegemonía cubana a través del Foro de Sao Paulo.

5.- El contexto internacional se encuentra neutralizado por el acercamiento de Estados Unidos y el Vaticano a Cuba, que conforman una troika que neutralizará cualquier intento por actuar fuera de sus determinaciones estratégicas.

6.- De allí que sean estos últimos tres factores los que, en rigor, podrían resolver una crisis de dominación si ella llegara a explotar por lo insostenible de la crisis económica, el descontento popular y la posibilidad de una explosión social.

7.- De todos los escenarios posibles a futuro, dado el poder resolutivo de Estados Unidos y Cuba, y el respaldo del Vaticano, el más cercano apunta a un entendimiento y un pacto de gobernabilidad entre el PSUV y la MUD que desembocaría en la transición hacia una llamada sexta república. Las elecciones podrían servir directa o indirectamente a ese propósito: iniciar la transición.

8.- Al margen de las consideraciones estratégicas anteriores, cabe un escenario de convulsión social que propicie una salida de violencia, que imponga o el recrudecimiento de la dictadura y su abierta militarización o la salida popular a la misma con el respaldo de los sectores no maleados de las FANB según los esquemas del 23 de enero, de conformarse de aquí a entonces un frente único, una junta patriótica y/o un partido por la democracia capaz de aglutinar el descontento popular y canalizarlo organizadamente.