• Caracas (Venezuela)

Antonio Ledezma

Al instante

¿Cuántos huecos son?

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Viajar por carretera, tal cual como están nuestras vías, a lo largo y ancho del país, representa un verdadero tormento para conductores y acompañantes. El miércoles pasado recibí en Caracas a un grupo de líderes de la juventud del estado Monagas, quienes salieron de Maturín, comenzando la noche, y entraron en la capital en el autobús que los trajo, con el sol bien caliente empezando la mañana. Me relataron que se entretenían contando los huecos, “lomos de perro”, “reductores de velocidad” y puntos de ventas improvisadas que se consiguieron en el trayecto.

Eso mismo volví a experimentar, de largo a largo, en mi tierra natal, el estado Guárico. Salimos de Caracas a las 8:00 de la mañana y entramos en Valle de La Pascua a las 2:30 pm. Las carreteras principales, como la recta entre El Sombrero y Chaguaramas, están infernales. Esa misma tragedia la sufren permanentemente los campesinos y productores agropecuarios cuando buscan acceder y salir, con sus cosechas, por las ruinosas trochas rurales.

La narración que hicieron José Quiterio Matos y Carlos Figueras, líderes de Aprolegua y comerciantes vallepascuenses, respectivamente, en el encuentro que sostuve con ellos, junto con el alcalde Pedro Loreto, fue simplemente conmovedora. Se expresaron con lenguaje llano: “Aquí nos secuestran, atracan y estamos penados a vivir asustados”, confesó indignado Figueras; mientras que José Quiterio nos quiso explicar la misión imposible que resulta conseguir un repuesto para la maquinaria agrícola, o la incertidumbre que reina en materia de precios del maíz o del sorgo que siembran, y a duras penas cosechan.

El sueño de los guariqueños de ver atravesado nuestro estado por una línea ferroviaria se puso febril cuando se inició la ejecución de ese proyecto. Hemos escuchado que para tales fines se han destinado miles de millones de dólares, pero la verdad es que lo que se observa son obras por pedazos que representan un insólito rompecabezas.

¡Qué ineficiencia! Crecí escuchando los relatos de cómo el gobernador Juan Manuel Barrios se aparecía de madrugada a supervisar y alentar a los trabajadores que instalaban los puentes que unían las carreteras que a su vez entrelazaban las comunidades de ese estado llanero. Todavía sobreviven al tiempo esos pasaderos cimentados por el gobernador Barrios. Más recientemente, Rafael Ledezma Martínez le ganó, a pulso, al Guárico el título de estado agrícola de Venezuela. ¿Cómo alcanzó esa meta?, estableciendo como prioridad la recuperación de la vialidad secundaria y las carreteritas culebreras de los campos que son fundamentales para los productores.

@alcaldeledezma