• Caracas (Venezuela)

Antonio Ledezma

Al instante

Antonio Ledezma

Pan y circo

autro image
  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el Coliseo de la Roma imperial se escenificaban espectaculares eventos, desde el combate de fieras, lucha entre gladiadores y puestas en escena de obras teatrales, hasta la distribución gratuita de alimentos. Estas diversiones, más el reparto de las migajas, representaban los dos grandes instrumentos de manipulación social. Es lo que se ha llamado proverbialmente como la política del “pan y circo” para el pueblo.

Aquí en Venezuela tenemos un régimen que dispone de miles de millones de bolívares para campañas publicitarias y la bicoca de 14 millones de dólares para una pomposa fiesta en Caracas. Eso ocurre, mientras escasean medicinas para tratamiento de epilepsia y enfermedades renales. La insuficiencia de fármacos es especialmente grave para el tratamiento de hipertensión y diabetes, así como en antirretrovirales, anticancerígenos y antibióticos. Hay unos 20.000 pacientes con insuficiencia renal en espera de hemodiálisis y diálisis peritoneal.

También tenemos estudiantes sin divisas en el exterior. ¿Qué les cobran? ¿Por qué se mantiene este cerco a jóvenes, que solo buscan prepararse en buenas universidades, adquiriendo conocimientos y experiencias modélicas, más otras lenguas, para retornar a Venezuela a dar lo mejor de sí mismos y contribuir a sacar adelante este país? Por eso lo que "no les suena" a esos estudiantes es que se les paralicen los recursos en divisas, mientras se enteran de la tremenda rumba que montará el régimen y para lo cual han dispuesto esos 14 millones de dólares. ¿Es que acaso los jefes de esta “revolución”, jamás escucharon decir a sus padres, que cuando hay dificultades en la familia, la cosa no está para fiestas?

Las universidades con presupuestos deficitarios. ¿Cómo vamos a formar los técnicos que necesitamos? ¿Cómo se innova? ¿Cómo nos metemos en la carrera de los conocimientos?, si no hay estímulos ni mecanismos para inventar y crear, para luego terminar patentando todo lo que surja de la imaginación de nuestros ciudadanos. ¿Cómo se avanza en este mundo interconectado, interrelacionado, cada día más exigente de buenas ofertas, de atractivos bienes?

Lo más reciente es que desmontarán el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas. Ese ente vio la luz hace 55 años para iluminar la inteligencia a esos científicos y técnicos que soñaron con la posibilidad cierta de la excelencia. Un aporte fundamental para nuestra economía petrolera fue Intevep. Pero eso no cuenta, lo que prevalece es el proyecto político hegemónico y totalitario, aunque sea a costa del propio país.