• Caracas (Venezuela)

Antonio Ecarri Bolívar

Al instante

Ricardo Hausmann, Ángel Sarmiento y usted

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un profesor de Harvard, Ricardo Hausmann; el presidente del Colegio Médicos del estado Aragua, Ángel Sarmiento, y usted, si se le ocurre protestar, son víctimas seguras de la represión. No es coincidencia, pues es la receta cubana aplicada, a pie juntillas, por este gobierno para pretender ocultar la verdad a través del miedo.

El presidente Maduro ordenó esta semana la investigación penal contra Ricardo Hausmann, acusándolo de ser el líder de una conspiración internacional contra Venezuela. Creo que Maduro, muy en el fondo, tiene razón, este gobierno debe enjuiciar a Hausmann porque el que un venezolano sea director del Centro para el Desarrollo Internacional (CID) de la Universidad de Harvard y profesor de Práctica de Desarrollo Económico en la Escuela Kennedy de la misma universidad, que además dirija la cátedra George A. Cowan en el Instituto de Santa Fe, es una afrenta para este gobierno.

Debe ir preso Ricardo Hausmann porque, al agravio que significa para este régimen tan extenso currículo, se une una “calumnia” que ha divulgado Hausmann: “Venezuela puede entrar en default”. Debe ir preso Hausmann, pero nunca las mafias financieras que se nutren de toda esa operación truculenta. 

Ah, pero como Hausmann no es un manco intelectual, ha respondido a este gobierno con claridad meridiana: “Así como están tratando de convencer al país de que la escasez y la inflación son consecuencia de una guerra económica y le han dicho al país que la escasez de electricidad es causada por un sabotaje eléctrico, ahora están diciendo que este asunto está causado por una conspiración internacional”.  Y agregó esta perlita: “El hecho de que la administración Maduro ha preferido incumplirles a 30 millones de venezolanos, en vez de a Wall Street, no es una señal de rectitud política. Es una señal de bancarrota moral”.  Totalmente de acuerdo con el eminente profesor.     

Ángel Sarmiento, nuestro compañero que preside el Colegio de Médicos de Aragua, también es amenazado por haber ejercido el deber de alertar sobre una dudosa situación sanitaria que le obliga a denunciar su condición de médico y gremialista. Lo único que ha hecho el doctor Sarmiento es defender la salud de su pueblo y dar la información que el gobierno no ha querido en relación con 8 decesos continuos en el Hospital Central de Maracay, 4 niños y 4 adultos, que comenzaron con un cuadro febril, hemorragia interna y la muerte en 72 horas. El gobernador de Aragua, en vez de investigar, declarar emergencia sanitaria, de salud pública y hospitalaria, ataca al gremio médico acusando al doctor Ángel Sarmiento de “adeco terrorista”.

Solo le respondo al gobernador, sobre su acusación contra mi amigo, hermano y compañero Sarmiento, lo que atinadamente dijo nuestra secretaria general de AD en Aragua, la destacada arquitecta Margarita Rivero: “Sí, se trata de un militante de nuestra organización, con importantes responsabilidades dentro de nuestra estructura, un miembro de nuestra familia política al que acompañamos todos los adecos en esta hora difícil, porque ha cumplido con su deber científico y como demócrata integral”.

Hasta ahora AD no ha querido fijar posición, porque no le hacemos el juego politiquero al gobierno. El gremio médico y la comunidad científica de Venezuela le han respondido al gobernador y lo han dejado en ridículo, pero que no se equivoquen con nosotros, jamás dejamos solo a un compañero. Como no somos guarimberos no caemos en provocaciones para asumir actitudes desbocadas, pero no nos provoquen porque, más que nadie en Venezuela, los adecos nos sabemos defender. Y usted, estimado lector, yo y toda Venezuela: ayudemos a Hausmann y a Sarmiento a protestar, a pesar del riesgo de sufrir las mismas consecuencias, porque el miedo lo debemos sepultar en esta hora aciaga para la nación.

aecarrib@gmail.com

@EcariB