• Caracas (Venezuela)

Antonio Ecarri Bolívar

Al instante

Prieto regresa a Margarita

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La I Feria Internacional del libro del Caribe (Filcar) se va a celebrar en la isla de Margarita, en Porlamar, del 27 de febrero al 5 de marzo. Es un encuentro con las letras, donde los escritores y las casas editoriales van a presentar a la región sus últimos trabajos. Son 25 editoriales que estarán allí, entre ellas las universitarias, no en balde es la Universidad de Margarita la anfitriona. La Universidad de Carabobo estará presente, a través de Ipapedi, que es el instituto universitario que en Carabobo estimula la creación literaria y va a presentar mi último trabajo: Un mandato ineludible. Diálogos con Luis Beltrán Prieto Figueroa.

La iniciativa de presentar este trabajo, sobre el maestro de maestros de Venezuela, partió de ese eminente escritor que es Antonio López Ortega, organizador de la Filcar, que así se llama porque este venezolano excepcional está empeñado en lograr la integración de las culturas caribeñas a través de esta fiesta literaria. López Ortega quiso que este trabajo sobre Prieto estuviera presente no por la importancia del autor, sino porque, en palabras de él, “no se justificaría que uno de los margariteños más emblemáticos de todos los tiempos no estuviera presente en una Feria del Libro en su tierra”.

Es que los margariteños y Margarita forman parte indisoluble de toda la obra de este educador universal. Luis Beltrán Prieto consideraba a Margarita y su gente formando parte del realismo mágico o de un entorno propio de lo “real maravilloso” y así nos lo dice en nuestro trabajo, de esta bellísima manera:

Si alguien alguna vez quisiera poner en duda lo “real maravilloso” de nuestro entorno, tendría que oír mi descripción de ese pueblo y su gente en estos versos míos que le voy a leer:

“Desde el ramaje verde y extendido del florido guayacán de la Plaza Arismendi hasta el añoso roble de Casilda y más allá, se extiende el Barrio de El Copey. Este es el barrio de la gente hacendosa y peregrina, que se siembra en la tierra antes de muerta o se va trajinando los caminos en el patio solar de Costa Firme. Alegre gente de vivir tranquilo, bailan o lloran, cantan o sonríen, en la amistad fraterna dan el alma, en el diario quehacer no ponen límite y nadie sabe nunca si durmieron o estuvieron velando./ Sus huesos y sus músculos de acero desafiaron a muerte la fatiga. Allí el ejemplo cunde de Casto y Lencho, madera dura de puro corazón, que la polilla del tiempo no penetra, de Eduardo, el fuño que aún baldado brega, de los Ortegas con Chamé Rivera, Loncho y Jenaro, con Facundo Marcano a quienes emularon solo las mujeres, Isaac y Justina que inventaron el majarete una, el tequiche la otra para el gusto exquisito; María Serapia y Paula tan solo superadas por Jóvita que se murió de rabia cuando vio que la vida no servía para servir a todos el convite.(...) ¡Mi barrio copeyero!/ ahora cuando torno/ colmado de recuerdos/ traza hilo de adioses el viento/ mi mano que se mueve jubilosa/ para toda mi gente/ cruzada en el camino/ entre el polvo llevado por la brisa/”.

Esa poesía refleja lo “real maravilloso” o el “realismo mágico” de mi isla y su gente. Es que reflejan “otra” realidad que vivimos los latinoamericanos, muy diferente a cualquier otro habitante del planeta en otros continentes. Es la confusión permanente de lo irreal con lo cotidiano y como dijera García Márquez: “Donde hasta las cucarachas vuelan”.

Y como se trata de una feria del libro y no hay un venezolano que haya hablado más y mejor de los libros que Prieto, esta sería otra justificación para su regreso a Margarita. Recordemos solo aquella extraordinaria obra suya que ha trascendido a los tiempos: La magia de los libros.

El día lunes 29 a las 7:00 pm estaremos en Margarita, en la Filcar, para traer de nuevo a Prieto, de la mano de Antonio López Ortega, a Margarita y al Caribe. Fermín Conde y Edmundo Prieto lo van a acompañar. Allá nos vemos.