• Caracas (Venezuela)

Antonio Ecarri Bolívar

Al instante

Maduro: el tío Sam… ¡ya está aquí!

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No es The New York Times ni The Washington Post, sino la página web del chavismo que se anuncia como Aporrea.com la que nos informa lo que está haciendo la Exxon Mobil en la mismísima zona reclamada por Venezuela a Guyana, bajo el antiquísimo principio del “Utis possidetis jure”, cuando afirma que “la petrolera sostiene que opera el bloque bajo la concesión de Guyana. Las aspiraciones de la trasnacional en el territorio en disputa son enormes. El bloque (‘Stabroeck’) se encuentra en la cuenca entre Guyana y Surinam, reconocida por el Servicio Geológico de EEUU como la segunda mayor área del mundo con petróleo sin explorar. La compañía estadounidense prevé invertir 200 millones de dólares y establecer dos bases de operaciones en Georgetown, y en Trinidad y Tobago”.

La Exxon Mobil es una de las más conspicuas representantes del imperialismo norteamericano en toda su historia; si no lo sabías, Maduro, entérate de que esta empresa es la mismita Standard Oil fundada por el más alto representante del capitalismo gringo, Mr. John D. Rockefeller, abuelo de Nelson Vicepresidente de Estados Unidos con Gerald Ford. Recordemos que “nuestra” Creole Petroleum Corporation, nacionalizada por AD y CAP, era filial de la Standard Oil. Ahora ha enviado una avanzada a nuestras costas, navegando en un buque-taladro explorador de crudo de nombre “Deep Water Champion”.

Así que no nos vengan los señores del gobierno con el cuento de que no saben lo que allí ocurre. Por lo que, en vez de estar rumiando amenazas verbales contra el imperio y recogiendo firmas inútiles para suplicarle a Obama que derogue el “decreto injerencista”, deberían, digo yo, enviar las fragatas de nuestra Armada, como hizo Lusinchi con el “Caldas”, y asestar un rudo golpe a las pretensiones imperialistas de Estados Unidos, con los herederos de Rockefeller, en nuestra mar territorial. Claro, eso siempre y cuando lo autoricen los hermanos Castro, ahora los nuevos mejores amigos de Obama, de quienes depende nuestra geopolítica en el continente.

Veamos lo que continúa informando Aporrea sobre la actitud permisiva de este gobierno: “A pesar de la disputa territorial, Venezuela mantiene una activa cooperación con Guyana. En 2007, el gobierno venezolano acordó suministrar la mitad del crudo diario que consume Guyana mediante el Acuerdo de Petrocaribe. Son 5.200 barriles diarios de hidrocarburo pagados bajo ventajosas condiciones, según datos de la embajada venezolana en Guyana. Venezuela también hace importantes compras periódicas de arroz a Guyana. En 2011, la corporación CASA acordó órdenes de compra de arroz guyanés: 50.000 TM de arroz paddy y 30.000 TM de arroz blanco”.

A confesión de parte relevo de pruebas. Entonces Maduro, ¿quieres pelear con el imperio? Sal entonces de esos jueguitos de guerra en El Pao y no vayas tan lejos a instaurar la “guerra asimétrica” con la promesa vacua de invadir Estados Unidos. Si tienes un ápice de dignidad venezolana hazle un ultimátum al barco Deep Water Champion, el cual inició operaciones con el apoyo del alto gobierno de Georgetown el viernes 7 de marzo de este mismo año.

Anda… ¡atrévete Maduro! inicia tu “guerra asimétrica” expulsando a la Exxon Mobile de nuestro territorio marítimo, que es por donde únicamente hemos crecido gracias a la delimitación, de áreas marinas y submarinas, lograda durante los gobiernos democráticos a los que tú llamas “entreguistas”. ¿A quién, entonces, debemos llamar “entreguista”, a aquellos gobiernos que extendieron nuestra soberanía o al que permite que nos la conculquen en nuestra fachada atlántica?

En fin, no queda duda que el antimperialismo de este régimen es de micrófono y firmitas, pues el tío Sam ya está aquí y no lo tocan ni con el pétalo de una rosa.          

 

aecarrib@gmail.com

@EcarriB